Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Los mejores quesos italianos y cómo usarlos en cada plato de pasta

Los mejores quesos italianos y cómo usarlos en cada plato de pasta
3 comentarios

Italia es uno de los países con mayor tradición en la elaboración de quesos, con múltiples especialidades que son el resultado de muchos años de labor artesana. Cada región atesora variedades específicas y a veces desconocidas, según el tipo de leche, el clima y las condiciones de preparación, y por tanto cada queso nos ofrece unas características únicas.

La producción quesera es fundamental para los italianos, pues es una parte esencial de su gastronomía y de su cultura. Se suele decir que un buen plato de pasta no está completo sin el toque adecuado de queso italiano, y por eso conviene conocer sus variedades para saber cómo usarlos correctamente en la cocina y sacarles el máximo partido.

Quesos para rallar: los quesos duros

Barilla Quesos Pastas 4

Las variedades de quesos duros son las más populares para servir con la pasta. Lo mejor es apostar por una cuña recién cortada para rallarla en casa en el momento, ya que así conservará todo su sabor y textura. En este grupo de quesos para rallar destacan dos por encima del resto, el Parmesano o Parmigiano Reggiano y el Pecorino, dos básicos para acompañar la pasta. ¡Vamos a descubrirlos!

Queso Parmesano o Parmigiano Reggiano

El Parmesano o Parmigiano Reggiano es un queso granuloso muy aromático con orígenes muy antiguos. Su textura nos permiten rallarlo o cortarlo en escamas y su sabor lo hace perfecto para acompañar todo tipo de recetas, como los Spaghetti Barilla alla carbonara.

Además, este queso es uno de los ingredientes esenciales del icónico Pesto alla Genovese, como el que elabora Barilla al estilo italiano más clásico. Esta salsa y una pasta al dente es todo lo que se necesita para disfrutar de un delicioso plato muy quesero.

Queso Pecorino Romano

Otro queso muy popular en la gastronomía italiana es el Pecorino Romano, de aroma más pronunciado. Sus matices picantes lo hacen muy adecuado para rallar sobre platos de pasta con sabores más contundentes, pues combina muy bien con ingredientes como el ajo, la guindilla o los frutos secos. Por ejemplo, es el colofón perfecto para unos Bucatini Collezione Barilla con salsa Amatriciana ahumada.

Quesos fundidos, para gratinar y blandos

Barilla Quesos Pastas 5

Los quesos de texturas blandas son los más adecuados para fundir y aportar así un toque cremoso a los platos de pasta, tanto a los más sencillos como aquellos que preparamos con más dedicación y cariño para los nuestros, pues la cocina no es otra cosa que un gesto de amor.

Una buena idea para sacarles el máximo partido es cortarlos o rallarlos en piezas gruesas y dejar que se comiencen a fundir con el calor, para que no pierdan del todo su textura y destaquen más en el paladar.

Si hablamos de tipos de quesos blandos para pasta, tenemos que mencionar Fontina, Provolone y Gorgonzola. ¡Allá vamos!

Queso Fontina

Cuando queremos un plato de alma italiana con queso fundido, nada como el Fontina, muy elástico y suave. Es estupendo para preparaciones al horno, como unos Tagliatelle Barilla gratinados.

Otra opción son estos Tortiglioni gratinados con costra de queso. Podemos emplear tanto Parmesano para un resultado más crujiente como Fontina para uno más cremoso.

Queso Provolone o Provola

El Provolone o Provola es otro de los quesos preferidos por los italianos a la hora de fundir y combinar con la pasta. En una clásica lasaña boloñesa, podemos combinar el Parmesano con Provola para conseguir una sabrosa mezcla de matices queseros.

También podemos mezclarlo con recetas en las que las verduras sean las protagonistas: dada su suavidad, combinarán a la perfección.

Barilla Lasana

Queso Gorgonzola

De sabor más fuerte es el azulado Gorgonzola, que combina muy bien con embutidos y que también puede convertirse en el protagonista de un plato, como este de Bucatini Collezione Barilla con salsa morena de limón y mantequilla y topping de Mascarpone y Gorgonzola.

Quesos frescos

Penne Con Queso

La gastronomía italiana también nos ofrece excelentes quesos frescos de texturas untuosas y sabores muy equilibrados, como la Mozzarella o la Ricotta, que nos permiten emplearlos también en preparaciones dulces.

Queso Mozzarella di Bufala

El más conocido en todo el mundo es la Mozzarella di Bufala, elaborado con la leche de este animal siguiendo técnicas tradicionales. Al ser tan suave, se puede servir en frío en una ensalada de pasta, o se puede aprovechar para fundir y gratinar en todo tipo de recetas.

Combina especialmente bien en lasañas de carne como esta de Barilla y en propuestas sencillas, pero resultonas, como estos Farfalle con Pesto Rosso, mozzarella y espárragos.

Queso Ricotta

La Ricotta es otro queso fresco muy agradable al paladar por su aroma delicado y textura cremosa. Al tener un sabor neutro, es ideal para dar mayor cuerpo a todo tipo de salsas, como la salsa Ricotta Barilla, ideal para un plato sencillo en el que la propia salsa sea la protagonista. ¿Un ejemplo? Estos Spaghetti Barilla con salsa de pomodoro, ricotta y bacon.

Para acentuar su sabor, nada como las hierbas aromáticas y un buen aceite de oliva.

Imágenes | Barilla

En el Espacio Barilla Sabor de Italia:

También te puede gustar

Inicio