Compartir
Publicidad

Los locavores y las "foods miles" en entredicho

Los locavores y las "foods miles" en entredicho
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En su día os traje un estudio muy interesante sobre los "lovacores" y las "foods miles" o lo que es lo mismo la huella de carbono que dejan los alimentos debido al transporte utilizado desde su recolección hasta el punto de venta. Hoy os traigo un estudio de la parte contraria, los que se dedican a decir que no siempre es más sostenible el producto que se produce y consume localmente.

El estudio lo ha realizado la American Association of Wine Economist y en él se analizaba el recorrido de tres botellas de vino de diferentes lugares de procedencia y con un mismo lugar de destino, Chicago.

Nos indican que una botella de vino de Australia que utiliza camión, barco y de nuevo en camión o tren hasta Chicago emitía 3,44 kilos de CO2. Una botella de vino de Francia que utilizaba los mismos medios de transporte en distinto océano tenía un total de emisiones de 2,12 kilos de CO2. Y por último la botella de vino de EEUU, California, que utilizaba el avión como medio de transporte emitía 4,5 kilos de CO2.

Bien es cierto que los locavores solo consumen "productos locales" dentro de un círculo de 100 millas. Pero el estudio no deja de ser curioso precisamente que un vino del otro lado del charco sea mucho más medioambientalmente sostenible que uno producido en el mismo país de referencia. Y seguramente lo importante de este consumo "ecológico" sea la relación estrecha entre consumidor y productor sin intermediarios.

Aunque pensemos, que por otro lado, si solo consumiésemos productos locales, también nos estaríamos privando de mucha riqueza cultural que se obtiene a través de la comida.

Lo que yo entiendo que nos viene a decir este estudio es que no podemos hacer una regla de tres simple con todo lo que afecta a nuestra vida y en este caso a lo que afecta a nuestra alimentación. Es decir, coger la directa de que todo lo que consumimos de forma local es más beneficioso para nosotros y para nuestro entorno es un error.

Ahora, el hacer esto en una económica internacionalmente dependiente sería un error y causaría más problemas que beneficios. Incluso Marx, estaría en contra solo si pensamos en las consecuencias para los empleos de millones de "obreros" por todo el mundo.

Y bien, como demuestra el estudio, que podemos o no creer, en algunas ocasiones el modo de transportes de un alimento o género determinado puede ser mucho más contaminante si es un transporte local a un transporte internacional.

De todas formas, estudios hay muchos y para todos los gustos, solo es cuestión de probar y no quedarse con lo que os cuente una sola fuente de información. Debemos tener una visión mucho más amplia y no quedarnos en la cerrazón de nuestros sentidos.

De hecho, desde mi punto de vista, la posición "más sostenible" es la de consumir con la conciencia de saber de dónde vienen los productos. No os perdáis el estudio, no tiene desperdicio.

Foto | Mr Conguito Vía | Soitu Más información | Estudio de la 'American Association of Wine Economist' (.pdf) (en) En Directo al Paladar | Globalización, localización, ecología y consumo de alimentos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos