Compartir
Publicidad
Publicidad

Concha de Vieira con puerro y langostinos

Concha de Vieira con puerro y langostinos
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Otra nueva receta en la sección "De tu Paladar", donde nuestros lectores nos hacen llegar las recetas que quieren que sean publicadas en Directo al Paladar.

Hoy, hemos recibido esta magnífica "Concha de Vieira con puerro y langostinos" que nos envía Astrid desde Barcelona.

Se trata de rellenar una de esas conchas de vieira con un pastel de puerros y langostinos. Veamos.

Los ingredientes

Una concha de vieira por persona, 4 puerros, 4 langostinos grandes o 6 gambas, caldo vegetal (una taza grande), harina, sal y leche para la bechamel, 1 cucharada sopera colmada de margarina o mantequilla, hojaldre congelado o fresco, y un huevo para pintar el hojaldre.

La preparación

Primero, hay que limpiar los puerros muy bien. Cortarlos por la mitad y luego hacer un corte a lo largo, lo girais y le volveis a dar un corte a lo largo. Luego cortais a lo ancho que quede más bien finito.

En una sarten o cazuela poner a derretir la cucharada sopera colmada de margarina y encima poner el puerro. A fuego lento ir removiendo. Hace falta paciencia sobre todo para que no se nos pegue porque cogería un sabor amargo. Al cabo de unos 10 minutos vamos echando caldo vegetal (si vemos que se nos va a pegar antes de ese tiempo). Dejamos que se 'cueza' en el caldo y vamos añadiendo hasta que hayan cocido como 10 minutos más. Entonces añadimos 2 cucharadas de harina. Removemos bien y añadimos leche como una taza grande. Salamos o echamos media pastilla de esas de caldo. Dejamos que se junte todo y cocemos otros 15 minutos más. Probamos para comprobar que el puerro está totalmente cocido (es muy duro). Le añadimos los langostinos troceados. Dejamos templar.

Con una cucharilla vamos rellenando las conchas teniendo en cuenta que hay que poner encima el hojaldre. Ponemos el hojaldre que hemos pinchado antes con un tenedor y con un cuchillo cortamos los bordes viendo que queden bien pegados. Pincelamos con huevo. Metemos al horno precalentado a 180º - 200º hasta que lo veamos doradito (si no los vamos a consumir, se pueden congelar sin pincelarlos).

La degustación

Las conchas de vieira (solas, sin el molusco) se pueden encontrar en diferentes establecimientos (supermercados, pescaderias). Además, son multiuso, una vez degustado el plato pueden ser lavadas para guardarlas hasta una próxima vez. Reciclaje, señoras y señores.

No les puedo decir como saben, pues de momento no hemos probado de hacerlas en casa, pero... ¡No me van a negar que tienen una pinta estupenda!

Más información y Foto | Astrid en Lalocacocina En Directo al Paladar | Más recetas de Vieiras

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos