Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona Volver a Directo al Paladar.com

Kaiku sin lactosa

descripción del destacado 1

La importancia de saber escuchar a tu propio cuerpo

2 comentarios

La importancia de saber escuchar a tu propio cuerpo

Antes de que se me confirmara la intolerancia a lactosa mediante las correspondientes pruebas, ya había pistas que me hacían sospecharlo. Pero al principio no prestaba la atención suficiente y no me lo planteé en serio hasta que mi médico me lo comentó. Y es que es muy importante saber escuchar a tu propio cuerpo.

Con el ritmo de vida tan ajetreado que llevamos en la actualidad, es fácil olvidarse de prestar atención a uno mismo. Nos ocurre a todos, las exigencias diarias nos hacen centrarnos en “lo importante”, las llamadas obligaciones, pero hay que recordar que a veces es necesario hacer una pausa para atender a nuestras propias necesidades.

Y es que seguro que muchos de vosotros en algún momento os habéis sentido más cansados de lo habitual, con menos energía, con digestiones más pesadas, dolores de cabeza anormales, etc. Los solemos achacar al estrés o incluso al clima, pero apenas les prestamos atención, “ya se pasará”. ¿Y si nuestro cuerpo está tratando de decirnos algo?

Es un tema frecuente en el ámbito de la alimentación, una situación que veo a menudo entre mis conocidos, y que yo misma sufrí durante un tiempo. Sensación de pesadez, malestar, dolores de tripa, hinchazones y otras molestias que, por no ser demasiado graves, parece que no merece la pena preocuparse por ellas.

La importancia de saber escuchar a tu propio cuerpo

Pero si el cuerpo se queja, es por un motivo. Y si aprendes a escucharlo, a prestar atención a sus reacciones, aprendes a conocerte mejor. Y eso sólo puede tener efectos positivos que mejorarán nuestra calidad de vida.

Yo no puedo digerir bien el azúcar de los lácteos y por eso siempre sufría las consecuencias tras tomarlos, pero solía hacerlo en silencio. Hasta que empecé a darme cuenta de qué alimentos no me sentaban del todo bien, y eso me puso en la pista del camino correcto que debía seguir.

Si notas que ese revitalizante café con leche de la mañana no te sienta bien, o si después de un delicioso plato de pasta con queso sufres una digestión pesada, a lo mejor tu cuerpo te está avisando de que no le sienta bien la lactosa.

Puede suceder lo mismo con otro tipo de alimentos o determinadas acciones que hacemos sin pensar en nuestro día a día. Aprende a escuchar a tu propio cuerpo, a comprender sus señales, y así aprenderás a cuidar mejor de ti mismo y a disfrutar mejor de la vida.

Fotos | Tetra Pak

Liliana Fuchs

Liliana Fuchs es una joven murciana que se trasladó a Madrid después de licenciarse en Historia de arte. Hace años le detectaron intolerancia a la lactosa pero eso no ha impedido que siga disfrutando de una de sus pasiones, la cocina rica y saludable. Actualmente es editora en Directo al Paladar

+ Deja tu comentario

Comentarios