Publicidad

Churros de patata: el ingrediente secreto del desayuno más deseado

Churros de patata: el ingrediente secreto del desayuno más deseado
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Los churros son parte de la gastronomía española. No hay rincón dentro de nuestras fronteras donde no se consuman. Los asociamos con los desayunos del domingo o con las meriendas junto a una taza caliente de chocolate, pero también podemos olvidarnos del azúcar y acompañarlos de alguna salsa o embutido, brindándonos un tentempié diferente .

Nunca tan pocos y humildes ingredientes dieron como resultado una preparación tan deliciosa. Además, si a la harina y el agua (ingredientes tradicionales de los churros) añadimos copos de puré Maggi, conseguiremos unos churros de patata.

Sin duda, una forma diferente de enriquecer este plato, aumentando su versatilidad y su aporte nutricional, sirviéndolo como un picoteo salado. Y es que el puré de patatas Maggi es un producto natural, elaborado con un 99% de patatas, sin conservantes, ni colorantes, ni gluten, que conserva todas las virtudes de un tubérculo que es fuente de energía, fibra, minerales y vitaminas.

Los mejores ingredientes para hacer churros de patata

  • 1 bolsa de puré de patata Maggi Natural (115 g)
  • 115 g de harina
  • 192 ml de leche
  • 192 ml de agua
  • 1 pizca de sal
  • 1 y 1/2 cucharadita de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • Aceite de girasol para freír
  • Azúcar para espolvorear

Dificultad

Fácil

Tiempo de preparación

5 minutos

Tiempo de cocción

15 minutos

Cómo hacer churros de patata paso a paso

Preparación de la masa

Mezclamos los copos de puré de patatas Maggi con la harina y reservamos.

Calentamos en un cazo el agua junto con la leche, una pizca de sal y el AOVE, cuando hierva, añadimos la mezcla de copos y harina y mezclamos hasta que formen una masa que se despegue de las paredes.

Formar los churros

Churros Pasoapaso1

Introducimos la masa en una churrera. Podemos formar los churros directamente sobre el aceite caliente o sobre papel de hornear.

En cuanto a las formas, tres son las tradicionales: bastones, palos rectos o medio lazo.

La fritura

Calentamos en una sartén honda abundante aceite de girasol y freímos los churros. Si se forman directamente sobre el aceite caliente, os recomendamos la tradicional manera de formarlos: haciendo una espiral,  para después de fritos se puedan cortar fácilmente con las tijeras.

Una vez que los hemos dorado a nuestro gusto, retiramos sobre un papel de cocina y espolvoreamos con azúcar al gusto.

Los mejores trucos y consejos para preparar churros de patata

Churros General Pack

Dar forma a los churros antes de freír

Podemos dar forma a nuestros churros sobre papel de hornear y cortar con ayuda de unas tijeras la superficie a su alrededor. Una vez que tengamos el aceite caliente, solo debemos deslizar los churros.

Preparar churros sin necesidad de churrera

La masa de los churros es muy densa, con lo que es un poco complicado darle forma si solo contamos con una simple manga pastelera, ya que necesitamos la robustez de una churrera. No obstante, hay un truco que nos puede sacar del apuro. Cortamos la mitad superior de una botella de agua de plástico y metemos dentro la manga pastelera con la boquilla y la masa. La rigidez de la botella de plástico nos va a permitir ejercer la presión necesaria para que la masa salga por la boquilla.

Menos calorías si los horneamos

Si queremos disfrutar de los churros, pero eliminar la fritura de su elaboración, el horneado es una muy buena opción. En ese caso, deberemos seguir la receta indicada más arriba, dar forma a los churros sobre papel de hornear y hornearlos a 180º durante 8-10 minutos, hasta que adquieran el tono de dorado que más nos guste.

Las mejores recetas de churros de patatas

Churros con chocolate

Churros Chocolate

Los churros y el chocolate van de la mano, son la excelente combinación. Un buen chocolate a la taza es el acompañamiento perfecto de una recién hecha ración de churros.

Churros bañados en chocolate

En las ferias son la tentación que nos llama desde los mostradores: un churro bañado en chocolate es difícil de resistir. En casa podemos prepararlos fácilmente. Una vez fritos los churros, retiramos el exceso de aceite con ayuda de papel de cocina. Derretimos chocolate y bañamos los churros. Dejamos que reposen hasta que se solidifique de nuevo el chocolate.

Trampantojo: churros con crema de morcilla

Sin duda alguna sorprenderemos a nuestros comensales si servimos como aperitivo unos churros con crema de morcilla. Visualmente parecerá que presentamos churros con chocolate, pero ahí está la sorpresa.

Prepararemos los churros siguiendo la receta indicada más arriba pero sin rebozarlos en azúcar. Por otra parte, prepararemos una crema de morcilla. con tres morcillas de arroz, una cebolleta y entre 100-150 g de caldo de pollo. En una sartén pochamos la cebolla cortada en "brunoise". Cuando esté cocida, añadimos las morcillas sin piel y mezclamos hasta que se deshagan. Finalmente, incorporamos el caldo de pollo, mezclando hasta obtener una masa homogénea. Repartimos en tacitas y servimos junto con los churros de patata.

Historia y origen de los churros y las porras

No existe unanimidad a la hora de determinar el origen de los churros. Muchas historias y teorías apuntan a que tienen su origen en China, otras que los trajeran a España los árabes y una tercera apunta a que los inventaron los pastores de ovejas churras, y que de ahí deriva su nombre. Lo que sí está claro a estas alturas de la historia es que churros y porras forman parte de nuestra gastronomía, los hemos hecho nuestros y llevamos por bandera por todos los rincones del mundo (casi, casi, como la paella).

Imágenes: iStock/from_my_point_of_view

ofrece:

Descubre la versatilidad del puré Maggi en el espacio Cocina con Maggi. Encontrarás recetas fáciles para el día a día o para ocasiones especiales.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios