Receta de solomillo de cerdo al queso roquefort, un clásico que nunca falla

Receta de solomillo de cerdo al queso roquefort, un clásico que nunca falla
1 comentario
41 votos

Pocos ingredientes nos dan tanto juego en la cocina como el solomillo de cerdo, nuestro protagonista de hoy. Esta vez hemos recurrido a una receta clásica, la del solomillo de cerdo al roquefort, a sabiendas de que esta elaboración tiene el éxito asegurado.

Con ingredientes sencillos y una preparación sin complicaciones, vamos a conseguir una salsa de queso de textura sedosa, que bañará perfectamente la carne, y que podremos disfrutar también untando un poco de pan.

Todos en casa van a recordar siempre este plato, que os pedirán en reuniones, cumpleaños y otras fiestas familiares, ya que sirve para poner a todos de acuerdo en lo buenísimo que es disfrutar de recetas fáciles y rápidas tan cargadas de sabor.

Ingredientes

Para 3 personas
  • Solomillo de cerdo cortado en medallones 1
  • Queso Roquefort 200 g
  • Nata líquida para cocinar 200 ml
  • Chalota 2
  • Vino blanco 75 ml
  • Sal y pimienta al gusto

Cómo hacer solomillo de cerdo al roquefort

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 15 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 5 m

Cortamos el solomillo de cerdo en medallones de un centímetro y medio o dos de grosor, y los dejamos a temperatura ambiente durante al menos 30 minutos. Precalentamos una sartén durante tres o cuatro minutos y añadimos una pizca de aceite de oliva virgen extra.

Salpimentamos la carne justo antes de ponerla en la sartén donde la doramos a fuego fuerte por ambas caras. Reservamos los medallones en el horno para que se mantengan calientes.

En una cacerola baja, pochamos las chalotas muy picadas y agregamos el vino blanco, dejando a fuego vivo hasta que se evapore. Si no tienes chalota puedes picar 100 g de cebolla o cebolleta. Cuando se tuesten las chalotas, agregamos la nata líquida y cuando hierva y espume, incorporamos el queso desgranado para que se funda. No importa si queda algún tropezón.

Solomillo Cerdo Roquefort Pakus Futurobloguero Dap

Tras cinco minutos, trituramos la salsa con la batidora de mano. Colocamos los medallones de solomillo de cerdo en una fuente y cubrimos con la salsa de queso roquefort, disponiendo el resto en un cuenco para quien quiera servirse más. Servimos este plato muy caliente.

41 votos

Con qué acompañar el solomillo de cerdo al roquefort

Como toda receta de carne a la plancha, el solomillo de cerdo al roquefort funciona muy bien con patatas fritas, ensaladas, arroz cocido o verduras asadas. Dejamos a vuestra elección la guarnición y os recomendamos un postre fácil y rápido como las manzanas asadas al vapor.

En Directo al Paladar | Solomillo de cerdo con crema de acelgas y salsa virgen
En Directo al Paladar | Solomillo de cerdo con habitas repeladas

Temas
Inicio