Cómo conseguir jugar con las texturas a la hora de servir un puré de brócoli

Cómo conseguir jugar con las texturas a la hora de servir un puré de brócoli
Sin comentarios

Preparar un puré de brócoli es un proceso sencillo y que tendrá un resultado perfecto si utilizamos el puré de patatas Maggi. Elaborado con un 99 % de patatas de primera calidad, sin colorantes, conservantes ni gluten, otorga al plato un sabor y una cremosidad inolvidables.

Aunque parezca una receta sencilla, típica de un menú diario cualquiera, podemos conseguir elevarla a un primero de lujo si jugamos con las texturas y mimamos su presentación a la hora de servirlo. Un plato que podremos incluir en cualquier comida de celebración y que nos hará quedar como expertos chefs.

Desde llevarlo a la mesa repartido entre unos preciosos boles o unas copas anchas, que permitan utilizar bien la cuchara para degustarlo, hasta servir el puré acompañado con varios toppings, disponemos de varias formas para sorprender en su presentación.

Ingredientes

  • 115 g (1 bolsa) de puré de patatas Maggi
  • 300 ml de leche semidesnatada
  • 300 ml de agua
  • 250 g de brócoli
  • 4 quesitos
  • Agua
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Opcional para servir: sésamo tostado para espolvorear, tacos de ibérico, crostones de pan, queso rallado, pipas de calabaza...

Tiempo de preparación

25 minutos

Dificultad

Fácil

Como preparar un puré de brócoli paso a paso y jugar con las texturas al servirlo

Preparamos el puré de patatas

Empezamos preparando el puré de patatas. Así, ponemos en un cazo al fuego la leche con el agua y una pizca de sal. Cuando rompa a hervir, retiramos del fuego y añadimos los copos de patata. Dejamos reposar unos instantes y removemos suavemente para obtener un puré de patatas no muy espeso. Reservamos.

Pure De Brocoli Receta

Preparamos el brócoli

Lavamos el brócoli, retiramos el tronco y separamos los ramilletes, cortando los que sean más grandes en trozos. Ponemos una cazuela al fuego con un chorrito de aceite y pochamos el brócoli, removiendo de vez en cuando.

Preparamos el puré mezclando ambas preparaciones

Cuando el brócoli esté blando, añadimos agua al gusto, los quesitos y batimos hasta conseguir la consistencia de un puré. Agregamos el puré de patatas, sal al gusto y un poco más de agua o leche, si lo consideramos necesario, y volvemos a batir.

Cómo servir el puré

A la hora de servir este u otro puré de brócoli, lo podemos enriquecer con alguno de los ingredientes propuestos, o también se pueden servir todos en distintos boles, de modo que cada comensal se sirva el que más le apetezca.

Cómo enriquecer nuestro puré de brócoli y patata

Aunque por sí mismo el puré de brócoli y puré de patata es lo suficientemente sabroso como para no necesitar de ningún adorno, sí que es verdad que conseguir un contraste de texturas entre la suavidad del propio puré y otros ingredientes constituye un plus de sabor al que no tendríamos que renunciar.

Sésamo tostado

Espolvorear nuestro puré con sésamo tostado es una de las opciones más sabrosas que podemos elegir. Si no encontramos el sésamo ya tostado para adquirir, podemos hacerlo nosotros mismos en una sartén (en este caso no es necesario añadir aceite). Eso sí, debemos ir con cuidado de no quemarlo porque si no el sabor se torna amargo.

Queso rallado

Otra excelente opción, que además nos permite gratinar para conseguir una capa superficial deliciosa. Para ello, tendremos que repartir el puré entre boles refractarios y, una vez, los hayamos espolvoreado, solo tendremos que darles un golpe de grill, siempre con cuidado de no quemar el queso.

Pipas de girasol o de calabaza

Pure De Brocoli Plano

Probad a colocarlas en varios boles repartidos en la mesa donde vais a degustar vuestro puré de brócoli y puré de patata. Pocos comensales podrán resistirse a añadir algunas a su plato. Si queréis, podéis tostarlas un poco previamente antes de servirlas siguiendo el mismo procedimiento que para tostar sésamo: en una sartén sin aceite removiendo siempre para evitar que se quemen.

Crostones de pan

Aunque podéis adquirirlos ya preparados, vale la pena preparar nuestros propios crostones. Para ello, basta con cortar dos o tres rebanadas gruesas de pan, cortarlas en cuadraditos y freírlas en aceite. A medida que estén listos, lo cual no requiere demasiado tiempo pues se hacen enseguida, los iremos retirando a un plato cubierto con papel de cocina, para absorber la cantidad de aceite sobrante.

Tacos de ibérico

Cuando adquiramos en nuestra charcutería el jamón ibérico, debemos pedir que nos lo corten en lonchas de un centímetro aproximadamente de grosor. Después solo nos restará cortarlas en cuadraditos y espolvorear con ellas nuestro puré. Es una opción que agrada a todo el mundo, grandes y pequeños.

Descubre la versatilidad del puré Maggi en el espacio Cocina con Maggi. Encontrarás recetas fáciles para el día a día o para ocasiones especiales.

Consejo ofrecido por la marca
Inicio