Publicidad

¿Sabemos utilizar correctamente el microondas?

¿Sabemos utilizar correctamente el microondas?
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hoy en día vivir con prisa es lo habitual, por eso el microondas ha pasado a ser un electrodoméstico casi indispensable, puesto que su ventaja principal es la rapidez. Descongela, calienta o asa una gran variedad de alimentos a una velocidad superior a la de un horno convencional, pero me planteo si sabemos utilizar correctamente el microondas.

El horno de microondas es de fácil manejo y muy útil para personas ocupadas que necesitan tener la comida hecha al momento. Además, es ideal para utilizar como complemento de un congelador, pues no hay que estar pendiente de sacar las cosas con antelación. Con el microondas, se descongela la comida rápidamente y luego se recalienta.

Cómo funciona un microondas

En un horno convencional, se calienta el interior del mismo y el recipiente que contiene la comida. El calor va pasando poco a poco hasta el centro del alimento. En un horno de microondas, estas penetran a través del recipiente, directamente a la comida. Las ondas hacen vibrar las partículas de los alimentos que entran en fricción, creando calor.

La comida se calienta deprisa, pero el recipiente y el interior del horno siguen frescos. Si el recipiente se calienta, es sólo por contacto con la comida caliente. Los alimentos no se tuestan porque no permanecen en el horno el tiempo suficiente.

Recipientes adecuados

bol

No debemos usar en el microondas recipientes metálicos o de aluminio, ya que el metal refleja las ondas interfiriendo con ellas. Sin embargo, no necesitamos un equipo nuevo para este horno, ya que nos servirá perfectamente la vajilla de la que dispongamos, siempre que no tenga bordes metálicos o dorados.

Tapar

Taparemos el recipiente sólo si se indica en la receta. Las tapas de vidrio o de plástico adherente sirven para tapar la comida que deba permanecer jugosa. Debemos tener especial cuidado al quitar la tapa porque podríamos quemarnos con el vapor que ha quedado condensado.

Uso del horno microondas

Cocinar con un horno microondas es más rápido que hacerlo con un horno tradicional. Una patata con piel se asa en ocho minutos, pero si se tiene más de un plato en el horno los tiempos de cocción son más largos, así cuatro patatas con piel tardarán veinte minutos en asarse.

Durante la cocción en un microondas, no hay pérdida de calor, de humedad o de sabor. Se requieren menos condimentos, sobre todo de sal, que endurece la comida, por lo que debe ponerse esta con cuidado. Cuando cocinemos verduras, debemos sazonarlas y revolverlas en mantequilla una vez cocidas y escurridas.

boton

La comida recalentada en un microondas no se quema ni se seca, el arroz sigue suelto y ligero, la carne asada se conserva jugosa y los alimentos para bebés y los biberones se calientan en unos segundos.

Reposo

Una vez sacada la comida del microondas, conviene dejarla reposar en su recipiente unos momentos, ya que la cocción continuará unos minutos más. El calor sigue penetrando del exterior hasta el centro de los alimentos, como os he comentado anteriormente.

Por eso, es preferible, por tanto, no cocer del todo los alimentos en el horno microondas, ya que terminará de hacerse durante los minutos de reposo, y evitaremos que queden resecos y poco jugosos.

Del congelador a la mesa

microdentro

Todos los alimentos congelados, en casa o comercialmente, pueden descongelarse rápidamente en un microondas. Debe hacerse en dos tiempos. Primero debemos descongelar ese alimento en el microondas y después dejarse reposar, para que la temperatura sea uniforme, antes de recalentarlo o cocerlo.

Únicamente la verdura congelada puede cocerse sin contar el tiempo de reposo, directamente del congelador a la mesa. Este método de descongelación es seguro y rápido y no hay necesidad de sacar la comida del congelador con antelación.

Lo que no hace un microondas

Un microondas no ofrece tantas posibilidades como un horno convencional. No puede tostar los alimentos ni dejarlos crujientes, tampoco sirve para platos como merengues, souflés, bizcochos grandes y masas fluídas.

Adaptación de las recetas

En términos generales, todos los platos que van hervidos, cocidos al vapor u horneados pueden adaptarse para el horno microondas. Los platos que deban quedar crujientes no quedan bien sin un acabado por otro medio convencional. * Las recetas a base de carne precisan menos grasa y menos líquido. * El tiempo de los guisos se reducirá en un tercio. * Los bizcochos y genovesas llevarán un 25% más de líquido y se cocerán en recipientes engrasados. * Debemos remover los guisos durante la cocción para que se desplacen los ingredientes y así facilitar la cocción.

micro

Hasta hace poco tiempo, era bastante reacia al uso del microondas, pero recientemente he descubierto que, bien utilizado, es un instrumento casi indispensable en la cocina y que puede servir de complemento del resto de electrodomésticos de los que disponemos. Espero haberos disipado las posibles dudas sobre si sabemos utilizar correctamente el microondas.

Fotos | dcpamom, raymccrae, pasukaru76, cote y cbb4104 En Directo al Paladar | Brownie rápido en microondas. Receta En Directo al Paladar |

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir