Compartir
Publicidad
Publicidad

Restaurante Chivis, tradición en Piedrahita

Restaurante Chivis, tradición en Piedrahita
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de unas divertidas aventurillas con el GPS y de confundir la dirección un par de veces, por fin pudimos llegar al restaurante Chivis, en Piedrahita, Ávila. Con bastante hambre y bajo una fuerte lluvia, subimos al comedor, donde un agradable calor nos acogió en un espacio amplio y confortable, presidido por una enorme chimenea encendida.

La carta llegó pronto, con referencias típicas de la tierra: cochinillo, cordero, patatas revolconas y alguna sugerencia de caza. Es un gusto poder confiarse al servicio, dejarse aconsejar en cuanto a las cantidades, y obedecer a la voz de mejor media ración. Así empezamos nuestra relación de dos horas y media con esta casa, de manera dulce y segura.

Viajar y no probar los platos de la zona es un crimen, un esfuerzo baldío, así que enseguida apuntamos las patatas revolconas a nuestra comanda. Una delicia, suaves y reconfortantes, servidas con torreznos a los pies de la colina rojiza.

Patatas revolconas
Surtido de ibéricos

Después de calentar el pecho, llegaron unos ibéricos surtidos: queso, lomo, salchichón, chorizo y un jamón suave y graso, que como todas las demás chacinas se dejó comer con deleite.

Entre las referencias de la carta, estuvimos navegando un rato entre el cordero, el cochinillo y la perdiz de caza en salsa, ganando el primero, del cual nos emparedamos dos raciones generosas, una pata para cada uno sobre una cama de patatas a lo pobre y sus jugos.

Cordero asado

Para acompañar este dulce Vía Crucis, hidratamos nuestras copas con un Gran Colegiata Crianza 2004, dejándonos llevar por la conversación, los aromas y sabores.

Poco espacio había para el postre, del cual tuve que prescindir, pero mi compañero de mesa no pudo resistirse a un dulce arroz con leche. Ni yo a robarle una cucharada.

Arroz con leche

Aún tuvimos tiempo que perder y ganar durante el café, alargando la estancia, y aceptando la invitación a unos licores. La cuenta final fue de 38 euros por persona. Nuestra visita al restaurante Chivis, en Piedrahita, nos dejó muy buen sabor de boca, tanto por la calidad de la comida como por la atención del personal.

Restaurante Chivis

Comida tradicional castellana

Calle Calvo Sotelo 10 (Calle Teatro) Piedrahita, Ávila 05500 902 36 00 36 Precio medio 35 euros

En Directo al Paladar | Receta de patatas revolconas En Directo al Paladar | Yemas de Santa Teresa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos