Compartir
Publicidad
Publicidad

Atención carnívoros: cuidado con la picadura de esta garrapata. Produce alergia a la carne roja

Atención carnívoros: cuidado con la picadura de esta garrapata. Produce alergia a la carne roja
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se llama "Estrella Solitaria" (Amblyomma americanum) y no es, ni de lejos, la garrapata más peligrosa para el ser humano, pero sí la que provoca efectos graves relacionados con nuestra alimentación. En los últimos años se ha lanzado la alerta por la mordedura de este insecto -habitual en algunas zonas de Estados Unidos y Australia- que provoca alergia a la carne roja. Lo más inquietante es que la especie europea Ixodes ricinus (con presencia en España) también puede provocar esta reacción alimentaria. Se conoce, al menos, un caso en nuestro país.

Aquí explicamos en qué consiste la sensibilización a la carne roja, cómo identificar las garrapatas que la provocan y qué hacer si observamos que nos han mordido. Mucha atención porque este parásito suele vivir en el campo, busca cuerpos cálidos para alimentarse y su mordedura puede pasar desapercibida.

Pexels Carne Roja

¿Cómo se produce esta "alergia" a la carne roja?

La primera vez que se detectó este fenómeno fue en el año 2009, cuando los investigadores estadounidenses Thomas Platts-Mills (que sufre esta extraña alergia) y Scott Commins descubrieron la relación entre la mordedura de la garrapata Estrella Solitaria y la sensibilidad a la carne de vaca, cerdo o jabalí. Esta reacción no se produce con otro tipo de carnes blancas, como el pollo o el pavo, ni con el pescado: solo sucede con las carnes rojas procedentes de mamíferos.

Al parecer, todo se debe a la curiosa molécula Galactosa-alfa-1,3-galactosa (para abreviar: Alfa-gal), que está presente en algunos mamíferos y en la saliva de las garrapatas. En el ser humano (y sus primos primates) no está presente, por lo que si entramos en contacto con ella nuestro sistema inmune reacciona como si fuera un agente extraño.

Por ese motivo, cuando nos muerde uno de estos parásitos y su saliva entra en contacto con nuestro torrente sanguíneo, nos inyecta la molécula Alfa-gal y hace que el sistema inmune se defienda contra ella. Y, por extensión, contra toda carne roja de mamífero.

Garrapata Lisa

Desde 2009 y sobre todo en 2014 se ha registrado un aumento en el número de pacientes que acaban en urgencias por la reacción alérgica a la carne roja. Los síntomas son: urticaria, problemas respiratorios e hipotensión y los primeros estudios científicos señalan Estados Unidos, Australia, Asia y algunas zonas de Europa como regiones en riesgo por este parásito.

Si no se acude rápidamente a urgencias puede provocar un choque anafiláctico (reacción inmunitaria generalizada del organismo), con el riesgo añadido de ser una "anafilaxia retardada". Es decir, no se produce en cuanto comemos la carne roja sino en las horas siguientes. Por ese motivo, se desaconseja comer carne roja después de haber sido mordido por una garrapata y se recomienda acudir al médico para descartar la presencia de la molécula Alfa-gal en nuestro organismo.

Recomendaciones para evitar la mordedura de la garrapata

Sin que cunda el pánico, con revisar nuestro cuerpo durante un día de campo antes de disfrutar de la barbacoa es suficiente. No nos volvamos locos. El riesgo existe, esto sucede, pero no es ni mucho menos frecuente.

De hecho, según recoge la web especializada Alergia y Asma Andalucía, coordinada por el alergólo José Luis de la Fuente Madero, el año pasado se informó del primer caso conocido de "alergia" a la carne roja por picadura de garrapata en España.

Caso Clinico Garrapata

Según informa el artículo, en el XXIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) celebrado en Granada en mayo de 2016 se describió el caso de un varón de 52 años que desarrolló sensibilidad a la carne de ternera, cerdo y jabalí después de ser mordido en dos ocasiones. Ya es mala suerte.

Ixodes Ricinus Searching

¿Cuántas personas disfrutan de picnics al aire libre, trabajan en el campo, realizan rutas de senderismo y acampadas en este país al cabo del año? Quizás miles. Un caso entre miles de habitantes en España es como para estar tranquilos. Por poder puede pasar, pero no de forma tan frecuente como en Estados Unidos.

También es cierto que las garrapatas comunes españolas transmiten otro tipo de enfermedades (algunas peores que una alergia alimentaria), pero si seguimos una serie de precauciones básicas no tiene por qué suceder.

La mordedura no suele ser dolorosa y por eso no nos damos cuenta cuando nos ha colonizado uno de estos parásitos. Por ese motivo, el Ministerio de Sanidad lanza una serie de recomendaciones para prevenir este tipo de sustos, y seguir disfrutando de los días de verano al aire libre con total tranquilidad.

Imagen | Katja Schulz | Mali Maeder en Pexels | Alergia y Asma | James Lindsey en Wikimedia

En Directo al Paladar | ¿Hay cada vez más "alergias" alimentarias? Respuesta corta, sí.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio