Deshidratadora de alimentos: ¿cuál es mejor comprar? Consejos y recomendaciones

Deshidratadora de alimentos: ¿cuál es mejor comprar? Consejos y recomendaciones
Sin comentarios

La deshidratación o secado es una antigua técnica de conservación de alimentos que se ha venido recuperando en los últimos años, entroncando con las tendencias de vida saludable y sostenible. Si bien, en principio, no se requiere un equipamiento especial, la vida moderna y especialmente urbana hace que las deshidratadoras domésticas se hayan convertido en un utensilio que cada vez más personas se animan a comprar.

Estos aparatos eléctricos, en su versión más simple, imitan las condiciones de temperatura y humedad de un secadero tradicional a pequeña escala. Los alimentos se colocan distribuidos en rejillas o papeles especiales, debidamente preparados, y se dejan durante varias horas hasta que el aire y la temperatura obran su magia.

Mediante la deshidratación se elimina el máximo posible de humedad de los alimentos, reduciendo considerablemente su volumen y peso, concentrando su sabor, nutrientes y azúcares naturales. Lo más interesante del proceso es que permiten alargar enormemente su conservación, creando además picoteos o snacks energéticos saludables y ingredientes de despensa para usar en otros platos durante muchos meses, incluyendo hierbas y especias.

Quien tenga un huerto o acceso a plantas y árboles frutales seguramente se verá con un buen cargamento de frutos, hortalizas o verduras en su pico de cosecha, algo común en los meses de verano. Una sola higuera o una pequeña parcela con calabacines pueden dar muchos kilos de alimentos que una sola familia es incapaz de aprovechar de golpe. También merece la pena aprovechar la temporada de plantas silvestres, como moras, o el esplendor de mercados y fruterías.

Deshidratadora Hierbas

La solución, además de cocinar y regalar, pasa por la conservación, tanto en botes -mermeladas, compotas, chutneys, salsas, escabeches...- como mediante la deshidratación. Salvo que se dispoga de un secadero y mucho espacio y tiempo para hacerlo como nuestros antepasados, adquirir una buena deshidratadora es la mejor inversión.

En qué te tienes que fijar antes de comprar una deshidratadora de alimentos

Tamaño y dimensiones

Como en todos los aparatos que vayamos a comprar para casa, el tamaño puede ser la primera clave a considerar, pues sin sitio difícilmente podremos darle uso. Una deshidratadora no requiere un lugar fijo permanente, pero sí conviene medir el espacio que necesitará ocupar cuando la pongamos en marcha sin que estorbe.

Detalle

En realidad puede funcionar en cualquier habitación de la casa que tenga un enchufe cerca y condiciones estables de temperatura, humedad y luz. Es interesante, además, considerar lo que ocupa una vez recogida y desmontada, de cara a guardarla en un armario o estantería accesible para no relegarla al olvido del trastero.

Niveles y capacidad total

Estos aparatos se estructuran mediante cestas o rejillas apilables superpuestas. Cuantas más incluyan y más grandes sean, más alimentos podremos desecar a la vez, pues no se pueden amontonar y necesitan que corra el aire entre cada producto.

Bandejas

Recomendamos un mínimo de cuatro o cinco niveles para aprovechar mejor el aparato, aunque no sean de grandes dimensiones. Al ser apilables, es más práctico elegir una máquina no tan voluminosa, pero más alta, pues además las rejillas se pueden ajustar para reducir su tamaño a la hora de guardarla.

Si acostumbramos a tener muchos alimentos de golpe varias veces al año -con un huerto, por ejemplo-, sí sería más interesante plantearnos el invertir en un modelo más grande, siempre que entre en casa.

Materiales

Las deshidratadoras domésticas de gama media suelen estar fabricadas en plástico duro de alta calidad; reduce costes, es resistente y ligero. Aunque a veces se pegan un poco los alimentos, especialmente si son muy húmedos, suelen ser muy fáciles de limpiar, y al ser transparentes permiten ver mejor los alimentos.

Mallas

Otros modelos optan por cestas metálicas; suelen ser más caros aunque ofrecen ventajas como un diseño más fino de las rejillas y mayor resistencia a posibles golpes o caídas. Hay que fijarse, eso sí, en que son de acero inoxidable de calidad para que no transfieran ningún olor o sabor extraño a los alimentos.

Las rejillas de malla más fina permiten desecar alimentos más pequeños y delicados, aunque, al contrario que el plástico más duro, pueden ser más endebles a la hora de limpiarlas a mano. En cuanto al cuerpo del aparato, sumará puntos si ofrece garantías de que no se sobrecalienta durante el funcionamiento.

Vertical u horizontal

El diseño de estos aparatos varía poco puesto que su funcionamiento es muy básico. Los modelos más económicos y prácticos para la vida doméstica son verticales, con una tapa superior y varios pisos de rejillas superpuestas, generándose el aire desde la base, donde está el motor. No son los más precisos y eficientes, pero funcionan bien y son muy sencillos.

Deshidratadora

Otro fabricantes ofrecen deshidratadoras en horizontal, con la apariencia de cajones o pequeños hornos que presentan un fondo o pared trasera con un ventilador que mueve el aire lateralmente. Las rejillas se sacan como si fueran cajones, aunque también se apilan unas sobre otras. Suelen ser más voluminosas y necesitan más espacio libre alrededor para su manipulación.

La ventaja de los modelos horizontales es que el calor se distribuye de forma más homogénea y eficiente, suelen tardar menos en desecar y permiten extraer los distintos niveles de forma individual, sin tener que que retirar todas las demás rejillas para observar los alimentos del piso inferior.

Potencia

La deshidratación se consigue aplicando calor y aire suave durante largos periodos de tiempo. A más potencia, más temperatura y fuerza del ventilador, pero no es necesario buscar los modelos más potentes. Es uno de los puntos positivos de estos aparatos; gastan poco y son eficientes.

Detalle2

Con una potencia de unos 240W-300W es más que suficiente, salvo que busquemos un aparato más grande o multifuncional. Si vamos a desecar alimentos más voluminosos o que exigen más tiempo, como carne, ya sí conviene buscar modelos más potentes. No viene mal comprobar asimismo las prestaciones del ventilador.

Opciones adicionales y extras

Las deshidratadoras más simples solo ofrecen un interruptor de encendido y apagado; no necesitamos nada más. El punto de secado habrá que estimarlo a ojo, teniendo en cuenta las tablas recomendadas que suelen incluir los fabricantes en el manual de uso, y mediante la experiencia y gusto personal.

Arizon

Los modelos más desarrollados pueden añadir funcionalidades como una pantalla digital con distintos niveles de potencia, modos de cocción automáticos según el alimento, temperatura exacta, programación, etc. Son funciones extra más útiles para quienes no tengan tiempo de estar pendiente del aparato.

También hay máquinas que apuestan por la multifunción, con la posibilidad de preparar fermentados como yogur o elaborar alimentos como barritas de cereales, comida para mascotas, etc. Si no vamos a usarlos con cierta frecuencia, no merecen la pena.

Limpieza y desmontaje

Lavavajillas

La tecnología de estos pequeños electrodomésticos hace que no sean especialmente compactos a la hora de separar sus piezas, por lo que cualquier punto a favor de su desmontaje y limpieza será bienvenido. Podemos considerar si ocupan menos espacio para poder almacenarla, si las rejillas son aptas para el lavavajillas, si resisten productos abrasivos, etc.

Diferentes opciones que encontramos en el mercado

Deshidratador de alimentos Princess

Princess

Con un formato cuadrado y seis niveles de rejillas de plástico desmontables, esta deshidratadora la encontramos rebajada actualmente a 59,95 49,00 euros . Tiene una potencia de 245W, termostato ajustable a varios niveles hasta 70ºC y pies antideslizantes.

Sus medidas son de 31 x 31 x 20 centímetros y pesa unos tres kilos con todas sus rejillas y la tapa colocada, sin alimentos, y permite preparar una buena cantidad de productos deshidratados a la vez, jugando con más o menos niveles, según la necesidad.

Princess 112380 Deshidratador, 245 W, Default_no_Selection_Value, Negro

Princess 112380 Deshidratador, 245 W, Default_no_Selection_Value, Negro

Deshidratador Automático Severin

Severin

La popular marca alemana nos ofrece uno de los modelos clásicos de deshidratadoras, muy habitual en países centroeuropeos y con funcionamiento básico y sencillo, rebajado a 69,99 52,35 euros. En este caso tenemos cinco rejillas ajustables, también en plástico de alta calidad, con una potencia de 250W.

Esta máquina sigue el diseño circular y compacto, pesando 2,4 kg, cuenta con un mecanismo muy sencillo en el que simplemente hay que pulsar el interruptor de encendido para ponerla en marcha. Los alimentos hay que controlarlos a ojo según las indicaciones de guía del manual. La tapa transparente permite ver mejor el contenido y jugar con el nivel de las rejillas.

SEVERIN OD 2940 Deshidratador Automático de Frutas con 5 Cestas Ajustables, 250 W, Blanco

SEVERIN OD 2940 Deshidratador Automático de Frutas con 5 Cestas Ajustables, 250 W, Blanco

Deshidratador de alimentos H. Koenig

Koenig

También cilíndrico y con cinco rejillas ajustables y 250W de potencia, aunque en este caso de color más oscuro, este modelo de 49,14 euros es aún más ligero ya que, vacío, no llega a los 2 kilos de peso.

Cuenta además con pantalla digital LCD para controlar el tiempo y la temperatura, que es ajustable hasta 70ºC, y permite programar el temporizador hasta 48 horas.

H.Koenig Deshidratador de Alimentos, 250 W, 5 Bandejas Extraíbles, Termostato Ajustable, Temporizador hasta 48 Horas, Blanco DSY700, Plástico

H.Koenig Deshidratador de Alimentos, 250 W, 5 Bandejas Extraíbles, Termostato Ajustable, Temporizador hasta 48 Horas, Blanco DSY700, Plástico

Deshidratador de Alimentos OSTBA

Ostba

Entre los modelosmejor valorados de Amazon encontramos esta deshidratadora de bandejas rectangulaes, con cinco bandejas ajustables para distintas alturas, cuerpo con abacados metálicos y rejillas de plástico transparente, con la tapa opaca. Cuesta 61,99 euros y tiene una potencia de 240W.

Aunque sin pantalla, también permite ajustar la temperatura entre 35°C y 70°C y tiene un sistema de circulación de flujo de aire Circusmart 360˚ que garantiza un proceso homogéneo y más eficiente. Es muy compacta, con 26 cm de ancho y 20 cm de alto con las bandejas en su posición de guardado, y pesa unos 2,5 kg.

Deshidratador de Alimentos 240W OSTBA, Deshidratadora de Frutas con 5 Bandejas Altura Regulable, Pantalla LCD, emporizador y temperatura regulable Deshidratador de Frutas, Vegetales, Carne, Sin BPA

Deshidratador de Alimentos 240W OSTBA, Deshidratadora de Frutas con 5 Bandejas Altura Regulable, Pantalla LCD, emporizador y temperatura regulable Deshidratador de Frutas, Vegetales, Carne, Sin BPA

Deshidratador BioChef Arizona Sol 6

Biochef

Subiendo ya un poco más en la gama de precios y funciones destacamos este modelo de la conocida marca BioChef, a 149,00 euros. Es una deshidratadora horizontal, tipo cajonera, con seis bandejas extraíbles de acero inoxidable, puerta lateral de plástico transparente y 500W de potencia.

Incluye además una hoja antiadherente, una malla fina para alimentos pequeños y una bandeja antigoteo, y permite usarla para hacer yogures, panes y otros fermentados. Cuenta con un panel de mandos digital, pantalla y temporizador programable.

BioChef Arizona Sol 6 - Deshidratador de alimentos, 500W, Deshidratadora con 6 bandejas extraíbles e inoxidables, Termostato ajustable, Pantalla digital y temporizador, Sin BPA

BioChef Arizona Sol 6 - Deshidratador de alimentos, 500W, Deshidratadora con 6 bandejas extraíbles e inoxidables, Termostato ajustable, Pantalla digital y temporizador, Sin BPA

Deshidratador de alimentos Cosori

Cosori

En el mismo estilo se sitúa una de las deshidratadoras horizontales mejor valoradas por numerosos usuarios de Amazon, también con seis bandejas de acero inoxidable que en este caso encontramos por 179,99 169,99 euros.

Con una potencia de 650W, permite regular la temperatura entre 35°C y 75°C e incluye tres tamices de malla y tres bases especiales para hacer rollos de fruta fresca (fruit rolls). La pantalla digital permite programar el tiempo en periodos de 30 minutos hasta un máximo de 48 horas.

COSORI Deshidratador de alimentos, incluye 6 bandejas de acero inoxidable, deshidratador de alimentos con 3 rejillas de deshidratación, 3 alfombrillas de deshidratación y 50 recetas

COSORI Deshidratador de alimentos, incluye 6 bandejas de acero inoxidable, deshidratador de alimentos con 3 rejillas de deshidratación, 3 alfombrillas de deshidratación y 50 recetas

Deshidratadora WMF Kitchenminis Snack to go

Wmf

Este modelo de WMF en vertical cuenta con cinco bandejas de acero inoxidable de alta calidad cromargan, es totalmente transparente y cuenta con una pantalla digital para controlar con precisión tanto la temperatura como el tiempo.

Así, cuenta con temporizador programable, protección contra sobrecalentamiento y apagado de seguridad. Además incluye accesorios como un molde de silicona para elaborar barritas de cereales o energéticas, dos recipientes para almacenar y otro para llevar las barritas.

WMF Kitchenminis Deshidratadora Snack To Go, 250 W con 5 bandejas altura regulable, pantalla LCD, 30 - 70ºC, libre de BPA ,Tritan, Acero Inoxidable cromargan

WMF Kitchenminis Deshidratadora Snack To Go, 250 W con 5 bandejas altura regulable, pantalla LCD, 30 - 70ºC, libre de BPA ,Tritan, Acero Inoxidable cromargan

Algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.

Fotos | iStock - Unsplash
En Directo al Paladar | Barbacoas eléctricas: ¿cuál es mejor comprar? Consejos y recomendaciones
En Directo al Paladar | Picadoras de cocina eléctricas: ¿cuál es mejor comprar? Consejos y recomendaciones

Temas
Inicio