¿Es seguro comerse un yogur caducado?

Síguenos

Yogures caducados - 1

¿Es seguro comerse un yogur caducado? Esa es la pregunta que todos os estaréis haciendo después de que ayer el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, afirmara lo siguiente:

Yo me peleo con mis hijos porque abro la nevera y me como un yogur con una fecha de cinco días más tarde y no me sienta mal

Claro que la frase tiene su contexto, y es que el gobierno planea “una estrategia para maximizar la eficiencia de la cadena alimentaria“, buscando “un sistema de etiquetado más sofisticado que permita un margen de maniobra mayor donde pueda haber un problema de sabor, pero no de salud”. Lo que traducido quiere decir que, y sigo citando, “El consumo preferente es una fecha con un margen de seguridad muy, muy alto. Trabajamos para ver cómo etiquetar entre consumo preferente y caducidad”.

No parece un mala idea, aunque de las palabras del ministro no queda claro si el margen de maniobra es para que las empresas no tengan que tirar alimentos o para que puedan ser distribuidos por los bancos de alimentos. Os dejo con un último extracto de su entrevista con RNE y me pongo con el asunto de los yogures:

Trabajamos para evitar el desperdicio en la cadena alimentaria tanto en la hostelería como en la gran distribución con alimentos que no se venden, pero que tienen capacidad para ser consumidos y que puedan ser redistribuidos para su consumo diario

¿Se puede comer un yogur caducado?

Yogures caducados - 2

Ya sabéis que en nuestro país, y en la UE, la caducidad de los alimentos se indica de dos maneras diferentes. Por un lado algunos alimentos tienen fecha de caducidad, que indica que a partir de ese día el alimento no es apto para su consumo; por el otro, la fecha de consumo preferente, que indica que pasado ese día, el alimento puede haber perdido parte de sus propiedades organolépticas, pero aún se puede consumir con seguridad, aunque no hasta el fin de los tiempo. Si queréis saber más sobre este tema, os recomiendo el excelente artículo de mi compañera Esther sobre fecha de caducidad y consumo preferente.

Pero volvamos al yogur, que me voy por las ramas. El caso es que los yogures llevan impresa una fecha de caducidad, con día y mes, por lo que pasada esa fecha nadie garantiza que el producto sea seguro para la salud, pero ¿Qué dice la ciencia?

Bueno, aplicando conceptos básicos de microbiología, un yogur que solo contenga leche, sin otros aditivos (como proteínas o almidones), puede mantenerse comestible durante meses, incluso sin siquiera estar refrigerado, mientras la tapa se mantenga sellada.

Yogures caducados - 3

Esta afirmación se basa en el hecho de que conforme pasa el tiempo la fermentación del yogur aumenta, y con ella la acidez del medio. Como norma general, la capacidad de crecimiento de un hipotético microorganismo contaminante —porque el yogur lleva sus propias bacterias, que son las que lo han hecho yogur— decrece a medida que aumenta la acidez, por lo que cuanto más ácido estuviera un yogur, más seguro sería.

El único problema es que con el tiempo se vuelve realmente ácido, y no es un sabor que guste demasiado, pero técnicamente en vez de fecha de caducidad en este caso debería ser más bien fecha de consumo preferente. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la mayoría de yogures llevan aditivos, trozos de fruta, edulcorantes… por lo que se entiende que se haya optado por un tipo de fecha que abarque a todos los yogures, y así evitar peligrosas confusiones.

Visto lo visto, las declaraciones de Arias Cañete, a pesar de resultar polémicas y recordarme a Fraga bañándose en Palomares, no iban del todo desencaminadas. No obstante, las fechas están ahí para cumplirlas, y como norma general no es seguro comerse un yogur caducado. Si alguien quiere aventurarse a comer yogur pasado de fecha, como este hombre que estuvo dos semanas comiendo productos cada vez más caducados, que lo haga bajo su propia responsabilidad.

Yogures caducados - 4

Yo, por mi parte, acabo de hacer la prueba, y esta mañana, en aras de la ciencia y el conocimiento, he desayunado un yogur con fecha de caducidad del 18 de Diciembre (24 días caducado). Olía bien y tenía buen aspecto, le he echado un poco más de azúcar de lo que suelo echarle, y aún así estaba un poco ácido, pero no sabía mal. La lactosa y yo nunca nos hemos llevado muy bien (sin llegar a ser intolerante), y he eructado un poco a largo de la mañana, pero sin rastro de vómitos, diarrea o dolor estomacal.

Sé que no es una prueba científica ni remotamente válida, ni quiero que nadie la haga en casa, porque puede que el mismo yogur le sentara mal a otra persona, pero a mi me ha podido el espíritu aventurero.

Ya para acabar, la pregunta de rigor. ¿Os coméis los yogures caducados? Según un informe del Ministerio de Agricultura el 20,7% de los españoles consume alimentos caducados en los días siguientes y un 19,5% opta por consumirlos o tirarlos dependiendo del tipo de producto.

En Directo al Paladar | La fecha de caducidad de los alimentos a revisión
En Directo al Paladar | ¿Cuántos alimentos dona mi supermercado?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios