Probamos la salsa American Burguer de Heinz, el complemento ideal para hamburgueseros perezosos

Sigue a

Salsa american burguer de Heinz - la probamos

Cuando el otro día fui a comprar los ingredientes para preparar la receta de Big Mac casera, y mientras buscaba el escurridizo relish dulce, me di de bruces con esta salsa de American Burguer de Heinz, el complemento ideal para hamburgueseros perezosos.

Digo lo de hamburgueseros perezosos porque es una salsa bastante decente, pero a años luz del sabor que podríamos conseguir nosotros mismos, lo que pasa es que uno no siempre tiene tiempo de andar preparando salsas, y menos si lo que quiere es prepararse la cena en poco tiempo.

Ingredientes de la salsa American Burguer

Estos son los ingredientes que vienen en la etiqueta de la American Burguer:

  • Aceite vegetal (36%), vinagre, agua, azúcar, puré de tomate (7%), suero de leche en polvo, semillas de mostaza, sal, cebolla, almidón modificado, melaza, perejil, pimentón, anchoa, tamarindo, cebolla, ajo, especias, acidulante, aromas, estabilizador y vinagre de malta

Aunque pueda desconcertar tanto ingrediente, es porque muchos están puestos desglosados, y se podrían resumir así:

  • Mayonesa (sin huevo), mostaza y tomate, más las notas de sabor del perejil, el pimentón, la cebolla el ajo y el vinagre, y algunas guarradas industriales.

Si recordáis la salsa de la Big Mac, es bastante parecida, salvo por la parte del tomate y el perejil, y que no lleva pepinillos, pero la base es una mezcla de mayonesa y mostaza, con fuerte presencia de la cebolla y el vinagre, combinada con las notas del pimentón.

Degustación

Salsa american burguer de Heinz - sabor

Ahora que ya sabemos qué tipo de salsa es y más o menos lo que nos estamos metiendo en el cuerpo (sin pasar por alto esos “aceites vegetales”), es hora de ver si merece la pena comprarla por su sabor, o casi mejor hacerla en casa.

La respuesta es algo así como psé. Porque no es que esté mala, pero tampoco está espectacular, y tiene algún que otro pero, como por ejemplo que es demasiado densa, y sobre todo que se nota demasiado el vinagre, algo que nunca me ha gustado en una salsa.

En mi opinión, no merece formar parte del elenco de salsas que tengo habitualmente en la nevera, que son las básicas (Mayonesa, Ketchup y Mostaza), porque es fácil conseguir un sabor similar sin grandes florituras mezclando mayonesa y mostaza, con una pizca de ketchup y un poco de pimentón, perejil, cebolla y ajo en polvo.

Ahora bien, si sois unos hamburgueseros perezosos, la salsa American Burguer es para vosotros, porque le dará un toque diferente al del clásico ketchup y mostaza, más suave y matizado, perfecta con un poco de lechuga y unos pepinillos.

En Directo al Paladar | Receta de Big Mac casero, salsa secreta incluída
En Directo al Paladar | Alcaparras, un encurtido perfecto como aderezo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios