Drama en el olivar español: los agricultores esperan la peor cosecha en una década y los consumidores unos precios desorbitados

Drama en el olivar español: los agricultores esperan la peor cosecha en una década y los consumidores unos precios desorbitados
Sin comentarios

Aunque aún faltan cerca de 4 meses para que acabe el año, las cooperativas y las organizaciones agrarias ya hablan de un descenso del 50% en la producción de aceite de oliva con respecto a 2021 y un resultado final por debajo del millón de toneladas, algo inédito en nuestro país si tenemos en cuenta que se suele rondar 1.400.000 y, en ocasiones, se ha llegado a 1.800.000.

Estos datos, que han salido publicados en EFE Agro y de momento son sólo estimaciones y que podrían ocasionar más de un millón de euros en pérdidas, justifican el pesimismo dentro de un sector que ahora mismo tiene todas sus esperanzas puestas en las lluvias, esperemos que abundantes, que puedan darse en otoño.

Como consecuencia de la escasa pluviometría registrada, según fuentes del sector, podemos afirmar que será imposible que se repita una campaña como la del año pasado, que cerró en 1,4 millones de toneladas de aceite. Es más, los expertos apuntan a que estaremos más cerca que nunca de la última mala cosecha hasta el momento, que tuvo lugar en 2012. Ese año apenas se superaron las 620.000 toneladas y si nos fijamos en las estimaciones que se barajan para este año, aunque aun es pronto para aventurar un dato concreto, hablamos de alrededor de las 800.000 toneladas.

Si nos fijamos en la provincia de Jaén, de cuyos campos sale la mayor parte del aceite español, Cooperativas Agroalimentarias prevé una producción de 230.000 toneladas, una cifra que dista mucho de las 499.796 obtenidas en la campaña anterior. Y a nivel nacional la cosa no mejora: "las previsiones son muy negativas, más o menos al 50 % de la pasada". Son las palabras de Arturo Hernangómez, técnico del sector de la aceituna y el aceite de la organización agraria Asaja, quien estima que la cosecha de este año rondará las 800.000 toneladas.

Olivos

Los responsables: la sequía y las altas temperaturas

Según un reciente informe publicado por el COAG se espera muy poca cosecha en los secanos como consecuencia de la sequía y las fuertes olas de calor que han azotado a nuestro país en los últimos meses. Por eso hablan de entre un 10% y un 20% de la producción habitual.

Además, estos fenómenos, que se han cebado con la zona sur de España, se han dado en el peor momento posible, cuando la flor estaba en el olivo, una fase "especialmente sensible" según Hernangómez.

Por su parte, el secretario general de UPA Andalucía, Cristóbal Cano, recuerda que las temperaturas de 40 grados durante la fase de floración vinieron acompañadas de fuertes vientos, lo que provocó que las flores se quemaran y no continuaran su desarrollo a fruto. Además, este experto matiza que, en el caso de que el otoño no sea especialmente generoso en lo relativo a las lluvias, la producción de aceite no va a llegar al millón de toneladas. Pero esto no es lo peor, ya que si encima continúan las altas temperaturas, el escenario será "el peor de los últimos 10 años, comparable a la campaña de 2012-2013, y con una pérdida de cerca del 50 % comparado con la campaña pasada".

Cómo afectará la sequía al precio del aceite

Como era de esperar, esta situación tendrá un impacto directo en el precio del aceite. Se estima que el incremento será de entre un 50% y un 75%, algo que encarecerá enormemente la cesta de la compra de los españoles, que en la actualidad ya están pagando por el aceite de oliva un precio muy superior al que estaban acostumbrados.

A este respecto, según hemos podido leer en BBC, también se ha manifestado Juan Gadeo (Presidente de Interóleo), que no ha dudado en señalar que el consumidor ya está pagando el triple que en años anteriores y que "esta sequía inflará aún más el precio". De hecho llega a definir el momento actual que atraviesa el sector como "situación de peligro" y apunta a que otro año así supondría una "catástrofe".

Produccion Olivas

En este mismo reportaje se pueden leer los testimonios de diferentes profesionales del sector olivarero que están haciendo todo lo posible para no dejarse llevar por la depresión y la incertidumbre que flota en el ambiente. Es el caso de la granjera Isabel Villegas, que no duda en afirmar que "si no llueve de aquí a finales de año, no tiene sentido plantar más". A lo que añade: "Sería como tirar dinero sobre la tierra para que no haya cosecha, y no hay previsión de lluvia por ahora".

En DAP | La sequía paraliza la producción de uno de los quesos más antiguos de Francia: "el campo parece ceniza"

En DAP | La ola de calor obliga a iniciar ya la vendimia en Jerez: es la más temprana desde que existen registros

Temas
Inicio
Inicio