Un estudio asegura que la mayoría de los alimentos que se publicitan como "mediterráneos" no forman parte de la dieta mediterránea

Un estudio asegura que la mayoría de los alimentos que se publicitan como "mediterráneos" no forman parte de la dieta mediterránea
Sin comentarios

Dieta mediterránea, sabor mediterráneo, origen mediterráneo... El bombardeo publicitario de mensajes en los que el término se repite es abrumador. No es una frase hecha, sino la conclusión de un estudio elaborado por las investigadoras Mireia Montaña, de la Universitat Oberta de Catalunya, y Mònika Jiménez, de la Universitat Pompeu Fabra.

Tras analizar 1.219 anuncios desde 2011 hasta 2020 donde el reclamo 'mediterráneo' estaba presente, descubrieron que apenas el 13,59% de los productos que apelaban a este origen presentaban valores nutricionalmente altos, refrendados por el sistema de puntuación Nutriscore.

A estos 103 alimentos también les siguió el estudio de los anuncios de 109 bebidas (un total de 541 anuncios), tanto en prensa como en televisión, radio y en plataformas digitales. Los resultados globales son abrumadores.

Nutriscore como sistema de medida

Otro 13,59% de los productos tenían un valor nutricional muy bajo, mientras que el 29,13% era bajo (escalas E y D en Nutriscore). Ya en la parte media de la tabla se encontraban un 25,27% de los productos (categoría C) y un 19,42% (rango B), que se consideraría un valor nutricional medio-alto.

Aunque los datos haya que cogerlos con relativas pinzas, ya que el sistema de puntuación Nutriscore tiene algunas fallas (como por ejemplo, considerar el aceite de oliva un alimento de nivel E por su cantidad de grasas), es ilustrativo en cuanto a porcentajes.

El estudio concluye que la mayoría de los productos y bebidas que se publicitan bajo el concepto 'mediterráneo' no estarían incluidos en la clásica pirámide nutricional de este tipo de dieta.

El problema, comenta Mònika Jiménez, una de las investigadoras, es que "según la legislación española aplicada a la publicidad, no es estrictamente publicidad engañosa". Explica así que "aunque algunos de los componentes de estos productos están amparados en el concepto de dieta mediterránea, en realidad se trata de publicidad engañosa", considera.

El matiz viene, según explica, porque "tienen solo algún componente que forma parte de la pirámide nutricional de la dieta mediterránea. Si analizas el etiquetado, no tienen mucho de producto saludable".

Los reyes de lo 'mediterráneo': salsas y tomate frito

Los motivos: "que tienen solo algún componente que forma parte de la pirámide nutricional de la dieta mediterránea". Se perpetúa así un concepto que vemos en prácticamente todo tipo de productos, aunque algunos se llevan la palma.

Según el estudio, los que más recurren a este apelativo de 'mediterráneo' son los tomates fritos y las salsas, seguidos de sopas y comida precocinada. Junto a ello, las bebidas, donde el 89% de las anunciadas corresponden a bebidas alcohólicas.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Un in crescendo publicitario que no solo vende virtudes nutricionales, sino también un estilo de vida o el origen como forma de apelar al consumo. También señala Mireia Montaña que la tendencia es alcista.

"De 6 productos alimentarios que utilizaban el reclamo 'mediterráneo' en 2011 pasamos a 20 en 2020. Además, este último año solo un 30 % de los productos se consideran de valor nutricional alto o medio-alto", explica en lo comestible.

Imágenes | iStock

En Directo al Paladar | ¿Sabemos exactamente en qué consiste la dieta mediterránea?
En Directo al Paladar | Dieta mediterránea para adelgazar: cinco razones que avalan su uso y recetas que puedes poner en práctica

Temas
Comentarios cerrados
Inicio