Compartir
Publicidad
Publicidad

La pascua y su huevo de chocolate

La pascua y su huevo de chocolate
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La verdadera relación que existe entre semana santa y el huevo de pascua se remonta desde hace muchos siglos, se dice que en la antigüedad las mujeres embarazadas romanas podrían saber el sexo del niño al nacer, ya que el huevo es por lo general símbolo de origen, fertilidad y nacimiento.

En principio, este alimento adquirió importancia dentro de la mitología egipcia cuando el Ave fénix se quemó en su nido y volvió a nacer más tarde a partir de un huevo, a partir de san agustín el huevo comienza a adquirir el significado místico de la resurrección y al regalarlo los cristianos expresan su fe en la inmortalidad.

Como la primavera europea prácticamente coincide con la semana santa, el huevo pasó a ser el símbolo de renacer de Cristo. En algunos países de Europa, los huevos se decoran el día jueves santo y se rompen los domingos, en los países de Sudamérica a diferencia de Europa el huevo se esconde los días domingo por la mañana para ser buscado después de la comida, es muy típico ver a todos los niños buscando los huevos de pascua, en otros países es popular hacer rodar los huevos por el pasto tratando de no romperlos y está relacionado con rodar la piedra que cubría la tumba de Jesucristo.

En Alemania, Italia y Francia, aparecieron los primeros huevos de pascua hechos con chocolate con pequeños regalos adentro, por entonces se hacían uno a uno con un molde prefabricado, lo que dificultaba mucho su elaboración en grandes escala.

Para la receta del huevo de pascua se necesita los siguientes ingredientes, ½ kg de chocolate cobertura, 1 pincel blando, moldes para los huevos de pascua, hay que tener en cuenta que todos los moldes son aptos para el moldeado de chocolate, siempre que su superficie esté limpia.

Para la preparación del molde, se deberá utilizar un trozo de algodón limpio y seco, de ser necesario se puede lavar el molde con agua tibia, recordar que el chocolate refleja el brillo del molde, si este es brillante la figura también lo será.

Para el templado del chocolate hay que cortar las 2/3 partes de chocolate en trozos chicos, colocar el chocolate en un bol y ponerlo a calentar a baño María, revolver constantemente durante 4 minutos, retirar del baño María y seguir revolviendo hasta que se disuelva, probar la temperatura del chocolate apoyando la espátula o cuchara de madera sobre el labio inferior durante 2 segundos, lo cual debe notarse apenas más tibia que el labio, esta es la temperatura fundida. Corta el resto del chocolate en trozos grandes e incorporarlos al recipiente revolviendo constantemente hasta que el chocolate del bol se note frío al contacto con el labio.

Untar la punta de un cuchillo con el chocolate y llevarlo a la heladera durante 4 minutos. Retirar y apoyar el cuchillo sobre el dedo pulgar, si éste se mantiene firme el templado es correcto, de lo contrario si se disuelve al tacto, el templado es incorrecto y no serviría para moldear, pues el chocolate quedaría adherido al molde.

Cargar el pincel con chocolate, comenzar del centro hacia fuera con movimientos contrarios a las agujas del reloj hasta cubrir toda la superficie. Colocar los moldes boca arriba sobre una placa y llevarlos a la heladera durante 5 a 10 minutos, retirarlos y volver a pincelarlos con cuidado de no engrosar mucho más los bordes, colocar los moldes boca abajo sobre papel impermeable y llevarlos nuevamente a la heladera durante 3 a 5 minutos.

Para recuperar la temperatura de templado del chcocolate, llevar el chocolate a baño María hirviendo durante 2 ó 3 segundos sin revolver sobre el fuego, retirar los moldes de la nevera y raspar los bordes con un cuchillo que no tenga serrucho, llevarlos nuevamente a la heladera, boca arriba, durante 20 a 25 minutos y retirar.

Para desmoldar hacer una leve presión hacia adentro y el chocolate debe desprenderse fácilmente, de no ser así, puede que les falte frío, por lo que se debe dejar unos minuto más en la heladera, o puede estar mal templado por haber calentado de más el chocolate. En caso de que esto suceda, trozar nuevamente el chocolate y comenzar nuevamente con el templado. Espero que lo prueben y feliz Semana Santa para todos!!!

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos