Compartir
Publicidad
Publicidad

No tires la parte verde del verde del puerro, te damos tres ideas para aprovecharlo

No tires la parte verde del verde del puerro, te damos tres ideas para aprovecharlo
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando compro puerros para utilizarlos para muchas elaboraciones como cuando hicimos las croquetas de puerro confitado o para hacer una crema Vichyssoise tradicional, y para ello utilizamos la parte blanca de esta hortaliza. Cuando lo compres, no tires la parte verde del verde del puerro, te damos tres ideas para aprovecharlo.

Cuando veo en los supermercados la parte blanca del puerro envasada, pienso que mucha gente la preferirá para no tener que cortar la parte verde, pero se pierden los usos que podemos darle en la cocina. Yo prefiero comprar los puerros enteros y utilizar la parte blanca para las recetas en las que el puerro es un ingrediente y usar la parte verde para otras finalidades.

Tres ideas para aprovechar la parte verde del puerro

1. Usa lo verde del puerro para tus caldos caseros

Puerro Verde Para Caldos
Tanto en los caldos de verduras como en los de pollo o en el fumet de pescado, añadir la parte verde del puerro bien limpia es una buena práctica que te ayudará a conseguir caldos más sabrosos. Mi receta favorita de caldo casero es con las pieles y huesos de un pollo asado, 1 trozo de verde de puerro y dos o tres zanahorias.

Dejando que hierva a fuego lento durante unos 45 minutos, obtenemos un caldo delicioso e intenso que podremos utilizar en mil recetas de guisos, sopas y otras preparaciones. Cuando el caldo está terminado, lo colamos y lo metemos en la nevera para desengrasarlo. Después se puede utilizar o congelar para posteriores usos.

2. Usa lo verde del puerro para hacer crujientes y dar altura a tus platos

Puerros
Si cortas en juliana fina la parte verde del puerro, una vez eliminadas las hojas exteriores y la punta de las hojas, puedes obtener unos "pelillos" de puerro que se pueden freír en aceite de oliva muy caliente para conseguir un delicioso crujiente de puerro.

Prueba a poner este crujiente de puerro, una vez escurrido en papel absorbente sobre un lomo de merluza a la plancha o sobre un filete de ternera como en la foto y verás cómo te gustan tanto el sabor como la presentación que te aportará esta sugerencia.

3. Usa lo verde del puerro en crudo para aportar frescor a guisos de carne

Puerros 2

Limpia bien el verde del puerro y córtalo en trozos de forma rectangular. Para ello abre el cilindro por la mitad y corta en trozos de tres cm aproximadamente. Después córtalos en una juliana muy fina y déjalos en agua con hielo durante 30 minutos para que los trozos de puerro se curven.

Utiliza los trocitos de puerro en crudo para rematar una receta de guisos de carne como en el solomillo en salsa de teriyaki. El frescor y crujiente que aporta el verde en crudo tras pasar por el hielo contrasta estupendamente con la carne.

Estos tres usos para el verde del puerro se pueden aplicar también a la parte verde de las cebolletas que muchas veces se tira a la basura cuando puede ser aprovechada de la misma forma que os he enseñado. Espero que a partir de ahora, cuando compréis puerros en la frutería, os acordéis de este post y le saquéis partido también a la parte verde del puerro.

En Directo al Paladar | Croquetas de puerros confitados. Receta de aperitivo
En Directo al Paladar | Receta de vichyssoise con compota de manzana y crujiente de jamón

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos