Publicidad

Croquetas de puerro confitado, la receta de aperitivo para conquistar a los más croqueteros

Croquetas de puerro confitado, la receta de aperitivo para conquistar a los más croqueteros
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

Me encantan las croquetas, de todos los sabores, ya sean redondas, ovaladas o cuadradas y siempre estoy dispuesto a probar a prepararlas con un nuevo ingrediente. Por ese motivo, cuando probé las croquetas de puerro confitado de Oído Cocina, decidí que tenía que hacer mi propia versión de esta receta en casa y utilizarla como receta de aperitivo para conquistar a los más croqueteros.

El sabor de los puerros confitados muy lentamente es potente por lo que la bechamel queda deliciosa, y el resultado es una croqueta muy cremosa e intensa, perfecta para tomar como entrante o para servir de aperitivo.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Leche entera 1 l
  • Puerro grande y hermoso 1
  • Harina de trigo 75 g
  • Sal una pizca
  • Nuez moscada molida una pizca
  • Mantequilla 75 g
  • Huevo para rebozar las croquetas
  • Pan rallado para formar las croquetas
  • Aceite de oliva virgen extra abundante

Cómo hacer croquetas de puerro confitado

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 40 m
  • Cocción 5 m
  • Reposo 24 h

Cortamos lo verde del puerro que guardaremos para hacer caldos, o para estas propuestas. Además, retiramos la parte de las raíces y lavamos bien el resto, haciéndole un corte en cruz en la parte superior y poniéndolo bajo el grifo. Picamos en puerro en trocitos pequeños y lo ponemos a confitar en una sartén con aceite de oliva abundante y con el fuego al mínimo para que no se tueste.

Dejamos que se cocine lentamente como cuando hacemos cebolla caramelizada, y podemos utilizar el mismo truco para acelerar el proceso de confitado añadiendo una pizca de bicarbonato. Una vez comience a confitarse podemos retirar el exceso de aceite dejando que el puerro se cocine hasta ser casi una pasta, tierno y lleno de sabor, lo que sucederá en unos 30 minutos.

Escurrimos bien el puerro sobre un colador y preparamos la masa de croquetas, fundiendo la mantequilla en una sartén en la que añadimos los puerros. Después vamos añadiendo la harina removiendo continuamente y dejando que se tueste, para seguidamente ir incorporando la leche haciendo la clásica bechamel. Recuerda nuestros trucos para que la salsa bechamel te quede perfecta y sin grumos.

Cuando tenga la textura óptima a nuestro gusto, -tras unos 40 minutos de cocción a fuego lento-, añadimos la nuez moscada, probamos y rectificamos de sal y dejamos enfriar la masa. Al día siguiente formamos las croquetas, pasándolas por huevo y pan rallado. En esta ocasión las hemos hecho redondas y pequeñas para que salieran más. Después las freímos en aceite bien caliente, las escurrimos sobre papel de cocina y las comemos inmediatamente.

Croquetas De Puero Confitado Pasos

Con qué acompañar las croquetas de puerro confitado

Las croquetas de puerro confitado tienen un sabor sorprendente y son una receta excelente idónea para servir como entrante o como aperitivo. Además podemos tenerlas listas y formadas y congelarlas, para poder prepararlas en cualquier momento. En ese caso, bastará descongelarlas un par de horas antes de freírlas. Para completar el menú podéis acompañar estas croquetas de una buena ensalada. Seguro que entre todas estas recetas originales de ensalada encontráis una de vuestro gusto.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir