Compartir
Publicidad
Publicidad

Alcaparras ecológicas de Ballobar

Alcaparras ecológicas de Ballobar
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La alcaparra, Capparis spinosa, es un planta que crece en muchas zonas del Mediterráneo y en zonas áridas del interior de la península ibérica. En la localidad aragonesa de Ballobar se conserva este cultivo artesanal, en pequeñas áreas, según parece desde la época de dominación árabe. Las alcaparras de Ballobar, de producción ecológica, se recolectan a mano en pleno desierto de los Monegros, uno de los más áridos del país.

Tanta fue la fama de la alcaparra de Ballobar, y tan apreciada, que en el siglo XIV eran intercambiadas por caviar dorado para la corte del mismísimo Zar. Sin embargo, a partir de los años 80 la competencia de los cultivos intensivos de Andalucía y el norte de África hizo decaer esta zona de producción.

Pero la presencia de dos miembros de la Asociación de Productores Ecológicos de los Monegros ha conseguido recuperar este cultivo, que además está muy adaptado a las especiales condiciones climáticas. Desde luego, han sabido promocionar este peculiar producto en ferias y congresos, como en el reciente Forum Gastronómico de Girona, donde pude adquirir un envase de alcaparras deshidratadas en polvo, ideales para añadir a salsas y guisos, concentrando todo el aroma del fruto.

Alcaparras ecológicas de Ballobar, etiqueta

Su éxito ha sido notable, y en poco tiempo las alcaparras de Ballobar han recuperado su fama y ya se encuentran en la carta del restaurante que tiene Berasategui en el Guggenheim de Bilbao. Incluso ya han producido un sorprendente chocolate con alcaparras.

Una labor encomiable de 20 agricultores y dos productores, encuadrados en la Slow Food Foundation para la Biodiversidad.

Más información | Alcaparras de Ballobar | Slow Food Foundation En Directo al Paladar | Alcaparras, imprescindibles en la cocina mediterránea

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio