Publicidad

Frutas del bosque, reinas de los postres

Frutas del bosque, reinas de los postres
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Las frutas del bosque se han convertido de un tiempo a esta parte en ingrediente fundamental de postres, salsas y otras delicias. Pero lo mejor de todo, es que son excelentes para la salud, pues estas bayas silvestres son ricas en antioxidantes, vitaminas y minerales.

Aunque resultan cada vez más difíciles de recolectar en el bosque, se encuentran fácilmente en el mercado gracias al cultivo, aunque a un precio un tanto elevado, podemos otorgar a nuestros platos ese toque tan sofisticado.

Las variedades de frutas del bosque más consumidas son las grosellas, de las que existen diversas variedades, la roja, la negra y la blanca, aportan un alto contenido de vitamina C, potasio y fibra entre otros. Son ideales para elaborar confituras, dar sabor a tartas o decorar postres. También son muy recurridos los arándanos, que por su sabor ácido no se suelen consumir al natural, pero son ideales para licores, mermeladas o para canapés dulces o salados. Son ricos también en vitamina C, en hierro, en flavonoides y antocianinas.

Las frambuesas son verdaderamente exquisitas y también son ricas en vitaminas, como la C y la E, poseen un alto contenido en agua y fibra. Aportan además pequeñas dosis de calcio, potasio, magnesio y hierro. Su consumo es innumerable, pero los helados y las mermeladas resultan deliciosos.

Las moras, que se pueden obtener del arbusto, la zarzamora, con un sabor más dulce o del árbol, la morera, es una baya con una buena fuente de vitamina E, muy beneficiosa para el sistema circulatorio, también tiene una buena dosis de vitamina C como el resto de bayas y resulta ideal para otorgar un sabor agridulce a platos salados y como no, realizar mermeladas, compotas, tartas, etc.

Quizá las que más gustan en general son las fresas del bosque, tienen un sabor único, intenso y dulce. Aportan hierro, ácido fólico y salicílico, vitamina C y en menor proporción A y E. Son muy ligeras, el 85% es agua y se consumen de cualquier manera, al natural o en todo tipo de postres.

Además podemos encontrar ocasionalmente y según la zona del país, los alquenquenjes o fisalis, las endrinas (fruto del pacharán) y los madroños, también ideales para elaborar licores.

Alquenquenjes. Se identifican fácilmente por sus pétalos de color pajizo. Son ricos en betacaroteno y vitamina C. Es un fruto que está de moda en la cocina creativa.

¿Cuál es tu mejor receta con frutos del bosque? Compártela con nosotros.

Más información | Plato del día

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios