Compartir
Publicidad

Jamón York fresco o envasado al vacío

Jamón York fresco o envasado al vacío
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El jamón de York se obtiene de la pata de cerdo deshuesada y tras un proceso de curtido en salmuera (a base de sal, azúcar, especias y otras sustancias), las patas se introducen en moldes, se cuecen y se enfrían en frigoríficos. Es uno de los embutidos más utilizados a la hora de prepararnos unos bocadillos o unas tostadas y se utiliza en la elaboración de infinidad de platos. En el mercado podemos encontrar el jamón York fresco o envasado al vacío, según nuestras necesidades.

Si lo vamos a consumir enseguida, es mejor comprarlo fresco y retirar el envase del frigorífico al menos ¼ de hora antes de servirlo; de esta forma, el jamón extraerá su característico aroma y ganará en sabor. Por el contrario, si va a pasar un tiempo en que lo consumamos es mejor comprarlo envasado al vacío, conservándolo en el frigorífico se mantendrá en perfectas condiciones, ya que, una vez abierto, mantiene toda la fragancia y frescura del jamón recién cortado. Eso si, fijaros siempre muy bien en la fecha de caducidad y respetarla.

Foto | mujer.cocina

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos