Publicidad

¿Y si recuperamos la merienda-cena? Claves del picoteo perfecto para sorprender a tus invitados

¿Y si recuperamos la merienda-cena? Claves del picoteo perfecto para sorprender a tus invitados
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Lo vintage lleva ya mucho tiempo haciéndose un hueco en las tendencias. Pero no solo se adentra en la moda o la decoración, sino también en nuestro estilo de vida. Las yogurteras, con el movimiento eco, sostenible y vegano al alza, vuelven a tener su hueco en la cocina. Comprar a granel es un propósito de año nuevo para muchos. Y recuperar la merienda-cena se antoja como uno de nuestros pequeños grandes placeres.

¿Qué puntos a favor tiene esta fusión de comidas, además de retrotraernos a la infancia y a esos cumpleaños en los que tan pronto mezclábamos crema de chocolate con chorizo como refresco de naranja y cola? Muchos. Por un lado, es la solución perfecta para una visita inesperada, ya sea de los primos con niños o de los amigos que están de paso. Por otro, nos permite disfrutar de nuestro salón al máximo y tener una reunión informal sin complicarnos en exceso. Recetas originales, comodidad y diversión son sus pilares fundamentales.

La distribución del salón, la base del éxito

Lo tenemos bien aprendido: la distribución de los espacios es clave para un buen resultado estético que, además, sea funcional. Así que aprovecharemos la versatilidad de nuestros muebles y los colocaremos para que, lejos de entorpecer a nuestros invitados, los acojan como buenos anfitriones.

Ikea Merienda 4 2

Con esto en mente, nos olvidaremos de apuntar con los sofás a la televisión por una tarde, ha llegado el momento de darles la vuelta. Si los sitúas cara a cara, tus invitados podrán sentarse a charlar y merendar.

¿Necesitas más asientos? No dudes en emplear tus butacas, aunque las tengas ubicadas en otra estancia de la casa. Sillones como el REMSTA o el GUBBO son muy cómodos y versátiles, y si los acompañas de algunos pufs conseguirás que todo el mundo pueda acomodarse con libertad total de movimiento.

Un servicio ágil y dinámico

Ikea Merienda 8

Estamos en una merienda-cena, lo que nos lleva a pensar que nuestros invitados no estarán sentados a la mesa cuchillo y tenedor en mano como en una cita formal. Estarán repartidos por todo el salón, moviéndose, hablando y picando de aquí y allá.

Si bien no vamos a hacer un servicio de cóctel con bandejas como en un aperitivo clásico, sí colocamos cada elemento en un sitio concreto, permanecerá ahí durante toda la merienda y nuestros invitados tendrán claro dónde acudir cuando quieran algo.

Podemos repartir las servilletas, platos y vasos en una mesa auxiliar como la GLADOM (cuya bandeja extraíble nos será de mucha utilidad) y ubicar las bebidas en el centro de la mesa principal, repartidas en jarras y botellas de cristal. Si además presentamos la comida en unas fuentes como las SMAKBIT sobre unos manteles SOARÉ le daremos un toque rústico a la mesa y cada invitado podrá servirse a su gusto y disfrutar de tus preparaciones.

Las recetas: clásicos reinventados

Ikea Merienda 2 2

Y aquí llegamos a la gran pregunta: ¿qué cocinamos? Vaya por delante que de una merienda-cena no se espera alta cocina. Pero tampoco mediasnoches preparadas con desgana. ¿Cómo encontrar el equilibrio entre ese punto vintage que estamos persiguiendo y una cocina actualizada?

Adopta las formas noventeras de las meriendas-cenas y dales un aire actual. Por ejemplo, preparando unas mediasnoches que simulen un lobster roll, tan servido en los restaurantes que nos acercan las tendencias gastronómicas neoyorquinas. Es sencillo de preparar: puedes sustituir las langostas por gambas, cocerlas, picarlas en pequeños trocitos y mezclarlas con mayonesa y un toque de cilantro. Rellena los bollitos y tendrás un aperitivo del que no quedarán ni las migas.

También puedes optar por preparar esta mezcla, pero, en lugar de rellenar con ella mediasnoches, colocarla sobre los gofres VÅFFLOR, de IKEA. La combinación de sabores dulce y salado es una apuesta segura.

Ikea Merienda 2

Tampoco fallan nunca las tostaditas, que nos permiten una gran variedad de propuestas sin complicarnos en exceso. Acompáñalas de crema agria, mermelada de frambuesa y sal gorda, para un contraste delicioso. O con queso cremoso y el arenque marinado SILL INLAGD. ¡Ñam! Otro clásico con el que acertar es el salmón ahumado SJÖRAPPORT: no necesita más que una ligera capa de mantequilla para convertirse en el rey de las tostadas.

Si tienes poco espacio y una mesa pequeña, entonces aprovecha las alturas y coloca las bandejas en un frutero como el FÖRÄDLA.

Ikea Merienda 9

Para los veggies, nada como un rico hummus de remolacha acompañado de crudités (zanahoria, calabacín, berenjena) cortadas en tiras. Puedes servirlo todo en los cuencos ARV o en los bols RUNDLIG.

¿Y cómo llevar la comida de la cocina al salón? Con la ayuda de un carrito RISATORP: te ahorrarás muchos viajes y evitarás las posibles caídas de platos.

Ikea Merienda 3 2

Un toque internacional

Las cenas de picoteo son la ocasión perfecta para experimentar y para ahondar en las propuestas gastronómicas de otros países. ¿O acaso la tortilla de patatas está reñida con un rico sushi? Para tu merienda-cena puedes preparar una original y sorprendente pizza... de lechuga.

Ikea Merienda 11

Esta propuesta parte de la ciudad de Bragado, en la provincia de Buenos Aires, y es muy sencilla de cocinar. Necesitarás una crujiente masa de pizza, base de tomate natural y mozzarella; con eso horneado y el queso fundiéndose, colocas abundantes hojas de lechuga lavada y ya la tienes lista para servir.

Una opción que suele gustar a todos los paladares es la comida mexicana. Huelga decir que los nachos son un acierto seguro, pero los tacos no se quedan atrás. Los de cochinita pibil son deliciosos, con su carne mechada y su cebolla morada. Tip para anfitriones: deja el picante en un bote junto al menaje, así los fans de este condimento lo tendrán a mano... y evitarás sustos entre los que prefieren prescindir de él.

Ikea Merienda 12

Si te has rendido a las infinitas opciones de la cocina asiática, cocina para tus invitados unas gyozas japonesas con un toque español. Rellénalas de longaniza y queso curado y gánate el estómago de los más escépticos. Punto extra a favor de esta tapa oriental: se puede comer sin palillos.

Sirve estas raciones en platos grandes, para que tus invitados cojan lo que gusten. Y ayúdate de mesas con ruedas como TINGBY o de carritos como DRAGGAN, para transportarlos de la cocina al comedor.

Un detalle con los más pequeños

Si vas a tener niños invitados en la merienda-cena, no dudes en reservar un espacio en tu salón para ellos. Agradecerán sentirse especiales en su rincón y disfrutarán aún más del encuentro.

Puedes convertir tus mesas nido de café SVALSTA en sus mesas para merendar. Y también servirles la comida en los platos de la vajilla colorida DINERA. Con unas servilletas divertidas como las de la colección SOMMAR 2019 y unos vasos DUKTIG habrás completado el kit infantil. Aunque, seguro, en tu merienda-cena todos disfrutarán como niños.

Imágenes | IKEA, Unsplash - Ingrid Hofstra, Victoria Shes, Maddi Bazzocco

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir