Publicidad

11 famosas escenas gastronómicas que encontramos en películas de Oscar

11 famosas escenas gastronómicas que encontramos en películas de Oscar
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

Este domingo 4 de marzo se celebrará la gala de entrega de los premios de cine más mediáticos, los Oscar 2018. La ceremonia y todo lo que la rodea siempre levantan un gran revuelo desde diferentes puntos de vista, y nosotros nos sumamos a esta pasión cinéfila recordando once famosas escenas gastronómicas en películas que recibieron la estatuillar.

Repasando la Historia del cine encontramos muchos títulos en los que la cocina y la gastronomía están presentes de una manera más o menos relevante en la trama. En algunos casos es el hilo conductor del argumento, en otros una mera anécdota. Repasando algunas de las películas que han tenido presencia en los Premios de la Academia de Hollywood encontramos ejemplos que se han convertido en todo un icono de la cultura popular.

’La Quimera del Oro’ (‘The Gold Rush’, 1925)

Oscars Quimera Del Oro

Este indiscutible clásico es uno de los títulos más recordados de gran Charlie Chaplin, y un gran ejemplo de cómo consigue en sus películas arrancar carcajadas al espectador y partirle el corazón al mismo tiempo, conjugando la comedia con escenas de gran trasfondo dramático.

En esta película interpreta a un buscador de oro que llega a Alaska y se ve atrapado por una tormenta de nieve en una pequeña cabaña en medio de la montaña. Las penurias a las que se ve sometido le llevan a comerse sus propias botas, en una de las escenas más icónicas del cine mudo. La relación de Chaplin con los objetos ordinarios que le rodean en sus obras es uno de los signos más distintivos de su cine, convirtiendo aquí su calzado en un penoso festín que resulta a la vez cómico y triste.

’El Apartamento’ (‘The Apartment’, 1960)

Oscars El Apartamento

De nuevo nos encontramos con una película que, a pesar de presentarse como una comedia, esconde un trasfondo trágico detrás con unos personajes llenos de melancolía que, sin embargo, logran dibujarnos sonrisas a lo largo de todo su metraje. El protagonista interpretado por el genial Jack Lemmon, a pesar de su comportamiento más que cuestionable, contagia de de simpatía al espectador y nos regala grandes momentos.

Una de las escenas más recordadas se produce cuando Baxter, alojando en su pequeño apartamento a la ascensorista encarnada por Shirley MacLaine, quiere preparar un plato de espaguetis como parte de sus intentos por consolarla. Pero Baxter no tiene con qué escurrir la pasta, así que recurre a lo que tiene más a mano: una raqueta de tenis.

’La Leyenda del Indomable’ (‘Cool Hand Luke’, 1967)

Oscars Paul Newman Como Cool Hand Luke

Fundamental drama carcelario protagonizado por un arrebatador Paul Newman, que interpreta a un rebelde condenado a una dura prisión rural por haber cometido actos vandálicos en una borrachera. No parece una película muy culinaria, pero nos reserva una de las secuencias gastronómicas más célebres del cine.

En un determinado momento, el protagonista asegura a sus compañeros de prisión que es capaz de comerse 50 huevos duros en tan sólo una hora. Una apuesta absurda que dice mucho del personaje y que la interpretación de Newman convierte en escena inmortal. El atractivo actor fue nominado por su actuación aunque quien sí se llevó la estatuilla fue su compañero de reparto, George Kennedy.

’El Padrino’ (‘The Godfather’, 1972)

Oscars Padrino

Toda la trilogía de Francis Ford Coppola está llena de escenas donde la gastronomía tiene una presencia más o menos destacada, y no es de extrañar ya que la cocina y la comida en compañía son muy importantes en la cultura de las familias de la Cosa Nostra, con su inseparable herencia italiana.

Del primer título de la saga, que ganó los premios de película, actor y guion adaptado, podemos destacar las comidas y cenas en familia, el banquete de boda que da inicio a la película, la escena del tiroteo con cannoli de por medio o el momento en el que Clemenza enseña a Mike a preparar una comida italoamericana para una multitud.

’El Festín de Babette’ (‘Babette gæstebud’, 1987)

Oscars Babette1

Este filme danés, que se hizo con el Oscar a Mejor película de habla no inglesa, cuenta la historia de Babette, una francesa que huyendo de de la represión de la Comuna de París llega a finales del siglo XIX a un pequeño pueblo costero de Dinamarca. Allí trabajará como criada y cocinera de dos ancianas.

La escena más recordada de la película es el festín al que alude el título, un banquete lleno de platos típicos franceses que Babette prepara en una celebración especial a la que acude toda la aldea, aunque con poca predisposición a disfrutar de sus pecaminosos platos. Pero nadie puede rendirse a semejantes manjares preparados con la maestría de la protagonista.

’La Bella y la Bestia’ (‘Beauty and the Beast’, 1991)

Oscars Beauty And The Beast

Uno de los méritos que tiene este clásico de Disney es que fue la primera película animada que consiguió la nominación al Oscar de mejor película, ya que por entonces no existía la categoría propia de animación. No ganó, obviamente, pero se hizo con los premios de banda sonora y canción, y es que tiene momentos musicales para el recuerdo.

Una de las escenas más memorables es sin duda el número musical de ‘Qué festín’ (‘Be our guest’), en el que los personajes encantados que pueblan el castillo de la Bestia sirven la cena a Bella de una manera muy especial y animada. Sin duda, todo un banquete de bienvenida.

’Annie Hall’ (1977)

Oscars Annie Hall Lobsters

La relación de Woody Allen con la Academia no ha sido, digamos, muy buena, pero Annie Hall consiguió nada menos que cuatro Oscars, película, director, guion original y actriz protagonista. La que es considerada obra maestra del director guarda varios momentos culinarios para recordar, pero la escena de la lagosta es quizá de las más recordadas.

La pareja protagonista decide intentar cocinar langostas en casa, pero los animales vivos no se lo van a poner nada fácil. Los pobres se escapan de su bolsa causando el pánico entre Alvy y Annie, quien en un determinado momento y entre risas no puede evitar coger la cámara de fotos para inmortalizar el momento. La escena es cómica, simpática, y transmite muy bien la dinámica y los sentimientos que manifiestan los personajes en ese punto de su relación de pareja. Alvy querrá preparar langosta con otra mujer posteriormente, pero no será lo mismo.

’Forrest Gump’ (1994)

Oscars Forrest Gump

Este falso biopic que recorre la vida del personaje más recordado encarnado por Tom Hanks también tiene, lógicamente, muchas escenas con comida. La película consiguió los premios de mejor película, director, actor, guion adaptado, montaje y efectos visuales, siendo todo un éxito que además ha pasado por méritos propios a la Historia del cine.

Forrest Gump está lleno de momentos para el recuerdo, pero una de las escenas más icónicas es aquella en la que el protagonista pronuncia la célebre frase de su madre sobre la vida y la caja de bombones. Y la imagen del personaje sentado en su banco con la caja de chocolates transmite encanto, melancolía y un poco triste que representa muy bien la esencia de la película.

’Pulp Fiction’ (1994)

Oscars Pulpfiction

Las obras de Tarantino están en general muy ligadas a la cultura popular, y por tanto la comida no podía faltar en su filmografía. Pulp Fiction nos deja ejemplos muy claros con referencias a platos y productos que de gourmet tienen bastante poco, pues casi todos están ligados a lo que entendemos más como “comida americana”.

La conversación sobre hamburguesas que tienen Vince y Jules al principio de la película sirve de punto de partida, culminando con el propio personaje de Samuel L. Jackson saboreando la mítica Big Kahuna al final de la secuencia. En otro de los capítulos, quizá de los más famosos, Vincent Vega saca a cenar a la esposa de su jefe y acuden a un diner estilo años 50, donde ella le sorprende pidiendo el ya célebre batido de 5 dólares.

‘Ratatouille’ (2007)

Oscars Ratatouille

Esta deliciosa película de Pixar sí que gira alrededor de la cocina, de la pasión y el amor por cocinar, compartir y disfrutar de la buena comida, y guarda muchos momentos para el recuerdo de los que somos más apasionados de este mundillo. Además, la obra no se olvida de introducir algunas críticas hacia el mundo de la gastronomía y de la crítica actual, planteando algunas cuestiones interesantes.

Pero sobre todo es un título para disfrtutar con todos los sentidos por grandes y mayores, para recuperar la ilusión por la cocina sin artificios innecesarios y para pasárselo en grande con unos personajes entrañables, escenas divertidas y un apartado técnico y visual encantador. Y para volver a la infancia con ese plato que a todos nos despierta recuerdos cargados de nostalgia.

’El Gran Hotel Budapest’ (‘The Grand Budapest Hotel’, 2014)

Oscars The Grand Budapest Hotel2

Llegamos a la edición de este año de los Premios Oscar con una de las películas más nominadas que opta además a la estatuilla de mejor película. Es un título que responde perfectamente al estilo que ha ido desarrollando el particular Wes Anderson a lo largo de toda su filmografía, que encanta a muchos y aburre a otros. Yo personalmente estoy entre los primeros.

En su última película, el director guarda un papel muy especial a un pequeño dulce que hace acto de presencia en diversas ocasiones a lo largo de su metraje, el llamado Courtesan au Chocolat. En la historia, es el producto estrella de una pastelería falsa llamada Mendl’s Patisserie, recreada en un local de Dresde. Se trata de un pastelito de varios pisos elaborado con masa choux, relleno y glaseado. En este vídeo se puede aprender la receta.

Existen otros muchísimos ejemplos de películas de Oscar donde la gastronomía tiene una presencia importante, pero esta es una selección de mis momentos favoritos. ¿Cuáles son los vuestros?

En Blog de cine | Oscar 2015
En Directo al Paladar | La cena de la gala de los Oscar y su apuesta por un vino español

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir