Compartir
Publicidad

Tarta de manzana y flan: una receta tan fácil de preparar que os sacará de más de un apuro

Tarta de manzana y flan: una receta tan fácil de preparar que os sacará de más de un apuro
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si hay una fruta versátil para usar en repostería es la manzana, siempre resulta deliciosa, por eso me encanta probar nuevas recetas que la incorporen. Esta tarta de manzana y flan ha sido todo un descubrimiento, porque es rapidísima de hacer y es muy sabrosa, de esas recetas para guardar como oro en paño para volver a repetirla.

Si tenéis brioche casero o croisants que estén un poco duros también podéis usarlos. Yo compré los panecillos de leche porque no tenía nada para sustituirlos, pero la próxima vez aprovecharé algún resto para volver a hacer esta receta. Incluso creo que en lugar de usar un molde grande la prepararé en moldes pequeños individuales, creo que puedo conseguir una presentación preciosa.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Leche 1 l
  • Preparado en polvo para flan Royal (para 8 porciones, 130 g) 1 sobre
  • Panecillos de leche (medias noches) 300 g
  • Manzana 2
  • Mermelada de albaricoque o jalea de manzana 60 g

Cómo hacer tarta de manzana y flan

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 55 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 40 m
  • Reposo 2 h

Precalentamos el horno a 180ºC. Cortamos los panecillos de leche por la mitad a lo largo. Pelamos las manzanas, las despepitamos y las cortamos en lonchas finas. Cubrimos el fondo de un molde de cremallera con papel de horno mojado y escurrido, para evitar que el líquido salga fuera durante la cocción.

En un cazo al fuego ponemos la leche y el preparado para flan y lo preparamos siguiendo las instrucciones del fabricante, removiendo continuamente para que no se pegue al fondo del cazo. Cubrimos el fondo del molde con la mitad de los panecillos de leche.

Vertemos la mitad de la leche en el molde, ponemos encima los panecillos de leche restantes, cubrimos con el resto de leche y colocamos encima las lonchas de manzana. Horneamos unos 40 minutos. Retiramos del horno y pincelamos con la mermelada de albaricoque. Dejar enfriar y guardar 2 horas en la nevera, como mínimo, antes de servir.

Paso A Paso

Con qué acompañar la tarta de manzana y flan

Os aconsejaría no poner mucha mermelada de albaricoque sobre esta tarta de manzana y flan y, en cambio, acompañarla con un poco de mermelada para que cada uno se sirva la cantidad que desee. Probad a servirla con un chocolate caliente para merendar, no quedarán ni las migas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio