Compartir
Publicidad
Publicidad

Muffins salados de puerro y queso cheddar. Receta

Muffins salados de puerro y queso cheddar. Receta
Guardar
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este tipo de pasteles salados me gustan mucho, especialmente para tomarlos como acompañamiento de una ensalada, sopa, aunque a modo de aperitivo también son excelentes, especialmente si tenemos alguna fiesta que organizar. Hoy os traigo unos muffins salados de puerro y queso cheddar realmente deliciosos, con un jugosidad especial gracias a la miel.

Al igual que ocurre con los muffins dulces, los salados también se hacen en un abrir y cerrar de ojos, así que sólo tendremos que sentir el deseo de tomar uno para ponernos manos a la obra. Como siempre os digo, las posibilidades con este tipo de pasteles salados son infinitas, podéis añadir otra verdura, otro queso, en fin, adaptarlo a vuestros gustos.

Ingredientes

310 gr. de harina, 2 cdtas de sal, 2 cdtas de levadura, 1/2 cdta de bicarbonato sódico, 2 huevos, 300 ml. de buttermilk*, 100 gr de mantequilla, 25 gr. de miel, 2 puerros, 100 gr. de queso cheddar

Cómo hacer Muffins salados de puerro y queso cheddar

Lo primero que haremos será preparar nuestros ingredientes para tenerlos a punto a la hora de añadirlos, para ello pelamos los puerros y los cortamos en trozos pequeños, reservamos. Rallamos también el queso cheddar, y reservamos.

En un bol, ponemos los ingredientes secos, es decir, la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal, removemos hasta integrar todos los ingredientes.

En otro bol, pondremos los ingredientes húmedos, es decir, los huevos ligeramente batidos, la buttermilk, el mantequilla fundida y la miel, batimos con unas varillas hasta que todos los ingredientes estén completamente integrados.

Ahora integramos los ingredientes húmedos con los ingredientes secos y lo mezclamos con ayuda de unas varillas lo justo hasta que ambas mezclas estén integradas, y no haya resto de ninguna de ellas, pero sin batir en exceso, sino perderá esponjosidad.

paso a paso muffins salados

Seguidamente añadimos el puerro y el queso cheddar (dejamos un poco para rociar por la parte superior del cake), lo integramos con suavidad en la masa hasta que quede repartido en la misma.
Pasamos nuestra masa a los moldes de papel o si lo preferís sin ellos tendréis que engrasarlos previamente.

Una vez tenemos nuestros molde preparados, lo introducimos en el horno, precalentado a 190º, y los dejamos hornear durante unos 25 minutos, aproximadamente o hasta que veamos que pinchamos con una aguja y esta salga limpia.

* Si no disponéis de buttermilk, podéis hacerla en casa, para ello poned 240 ml. de leche con una cucharada de zumo de limón, mezclar y dejar reposar durante unos 2-3 minutos, y ya la tendréis lista para usar.

Tiempo de elaboración | 35 minutos
Dificultad | Baja

Degustación

Una de las formas que más me gusta tomar los muffins salados de puerro y queso cheddar es acompañado de una rica ensalada, aunque considero que son perfectos a modo de aperitivo, especialmente en una fiesta, seguro que serán todo un éxito, además los podéis hacer más pequeños, de bocado, quedan geniales así, y ahora que las navidades se aceran, seguro que los tendréis en cuenta. Ahh y se me olvidaba, tomarlos tibios es todo un placer, os ánimo a ello.

En Directo al Paladar | Mini cakes de zanahoria, queso y bacón. Receta
En Directo al Paladar | Cómo hacer vuestros propios moldes para muffins

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos