Publicidad

Alitas de pollo y la salsa de los 40 dientes de ajo. Receta

Alitas de pollo y la salsa de los 40 dientes de ajo. Receta
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Iba a llamar a esta receta pollo a los 40 dientes de ajo, pero resulta que mi compañera Esther preparó hace tiempo una receta parecida en nombre y espíritu, pero diferente en las formas: pollo asado a los 40 dientes de ajo, y no querría chafarle el nombre, así que se lo he cambiado por este de alitas de pollo y la salsa de los 40 dientes de ajo en homenaje a Alí Babá y la cueva de los 40 ladrones.

Se trata de una receta bastante sencilla de preparar cuyo único paso entretenido es pelar los ajos --si no queréis pelarlos, usad la receta de Esther--, en la que el pollo queda jugoso y sabroso a la par que bien cocinado, acompañado de una salsa suave que hará las delicias de los que gustan de mojar pan.

Ingredientes para 4 personas

  • 1kg de alitas de pollo, 40 dientes de ajo, aceite, sal, pimienta, tomillo, 1 cucharada de harina y 1 cucharada de leche

Cómo hacer pollo a los 40 dientes de ajo

Empezamos salpimentando el pollo y poniéndolo a dorar en una sartén con un poco de aceite de oliva. Lo doramos por ambas caras y reservamos.

Por otro lado pelamos los cuarenta ajos --tarea entretenida donde las haya, menos mal que me conozco el truco de darles un golpe con la hoja del cuchillo-- los ponemos a dorar en el aceite que ha dejado el pollo y luego añadimos un vaso de agua o caldo de pollo. Llevamos a ebullición e incorporamos el pollo y una pizca de tomillo.

Dejamos que se cueza el pollo a fuego medio durante 20 o 25 minutos, hasta que la salsa haya reducido. Luego retiramos el pollo y los ajos y, si queremos, acabamos de espesar la salsa con una cucharada de leche y otra de harina. Servimos el pollo caliente regado con la salsa.

Pollo a los 40 dientes de ajo - elaboración

Tiempo de elaboración | 45 minutos Dificultad | Fácil

Degustación

Aunque uno se imagina estas alitas de pollo con salsa de 40 dientes de ajo como con un fuerte sabor a ajo, la realidad es que es más suave que otras recetas tradicionales como el pollo a la ajillo, incluso la salsa resulta de lo más agradable. Sin duda una buena opción si nos gusta el ajo pero no en exceso.

En Directo al Paladar | Receta de alitas de pollo con wasabi En Directo al Paladar | Pollo asado con cítricos y sirope de arce. Receta

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir