Compartir
Publicidad

Caparrones coloraos con sus sacramentos, la receta tradicional de cuchara de La Rioja

Caparrones coloraos con sus sacramentos, la receta tradicional de cuchara de La Rioja
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy vamos a preparar Caparrones coloraos con sus sacramentos, la receta tradicional de cuchara de La Rioja, uno de los platos con legumbres que mejor recuerdos me trae, por la intensidad de su sabor, la textura del caldo y la fineza de esta variedad de alubias, los caparrones.

Como acompañamiento de los caparrones, la tradicional mezcla de carnes conocida popularmente como sacramentos en la mitad norte de España, compuesta de costilla de cerdo, chorizos, morcillas, oreja, panceta y manitas de cerdo, aunque estos ingredientes pueden variar en cada casa.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Alubias pintas 400 g
  • Morcilla asturiana 1
  • Chorizo fresco 2
  • Panceta 200 g
  • Manitas de cerdo 1
  • Oreja de cerdo 1
  • Pimentón dulce 1 cucharada
  • Cabeza de ajos 1
  • Laurel 2
  • Agua
  • Aceite de oliva virgen extra 2 cucharadas
  • Costilla de cerdo en trozos 300 g
  • Sal y pimienta al gusto

Cómo hacer caparrones coloraos de la Rioja

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 15 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 1 h
  • Reposo 3 h

Dejamos los caparrones toda la noche en remojo en un bol grande con agua abundante. A la mañana siguiente, los ponemos al fuego con la cebolla, la cabeza de ajos y el laurel, llevándolo a ebullición. Cortamos tres veces el hervor añadiendo agua fría y dejamos cociendo al mínimo durante una hora aproximadamente. Probamos a los 45 minutos para dejar los caparrones en su punto.

En otra cazuela diferente, cocemos los sacramentos, es decir, la oreja de cerdo, la panceta, las costillas, la manita y el chorizo, dejando las morcillas para el último momento para preservar su integridad. Cuando los caparrones estén listos, les añadimos el agua de cocer los sacramentos y después una ajada que hacemos con dos dientes de ajo, el aceite y el pimentón. Retiramos los ajos, y añadimos esta ajada a los caparrones para dejarlos aliñados.

Mezclamos el contenido de las dos cacerolas y damos un último hervor al conjunto, rectificando de sal si fuera preciso. Si el caldo no nos queda suficientemente espeso, podemos triturar unas alubias con un poco de caldo con la batidora y reintegrarlo, o ligarlo con un poco de maizena.

Los caparrones normalmente se sirven solos, dejando los sacramentos al lado para que cada cual se sirva pero también podéis servir las raciones con los sacramentos dentro si lo preferís. Están más buenos si se cocinan de víspera y se comen al día siguiente con los sabores más asentados.

Caparrones Riojanos

Con qué acompañar los caparrones coloraos de la Rioja

Como casi todos los platos de legumbres, los caparrones coloraos de la Rioja son un plato suficiente como plato único. Os sugerimos acompañarlo de una ensalada de tomate, aguacate y albahaca para que ayude a desengrasar.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio