Compartir
Publicidad

Falsos pappardelle de calabacín con tomatitos salteados y queso de cabra. Receta

Falsos pappardelle de calabacín con tomatitos salteados y queso de cabra. Receta
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hacía tiempo que tenía ganas de hacer una receta como la que os traigo hoy, aunque por algún motivo o por otro nunca encontraba el momento. Me temo que en casa soy la única que adora esta verdura, así que tuve que aprovechar un día que me tocaba almorzar sola para probarla. Y tengo que decir que estos falsos pappardelle de calabacín con tomatitos salteados y queso de cabra sencillamente me encantaron.

La pasta es uno de esos ingredientes tradicionalmente prohibidos para los que sufren las dietas, y aunque no se puedan comparar, esta original forma de servir el calabacín puede ser un consuelo para los que añoren los carbohidratos. Pero es un plato tan sencillo y tan rico que se lo recomiendo a cualquier aficionado al calabacín.

Ingredientes para 1 persona

  • 2 calabacines pequeños, unos 10 tomates tipo cherry, 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, un chorrito de vino blanco, pimienta negra, sal, 1 cucharada de queso de cabra, unas gotas de limón, un par de hojas de albahaca fresca.

Cómo hacer falsos pappardelle de calabacín con tomatitos salteados y queso de cabra

Lavar bien las verduras. Cortar los extremos de los calabacines. Con ayuda de una mandolina o de un pelaverduras, cortar tiras finas longitudinales hasta llegar a las semillas centrales. Repetir por el lado opuesto hasta terminar con cada calabacín. Si las semillas no son muy gruesas se puede aprovechar prácticamente el calabacín entero.

Calentar un poco de aceite de oliva en una sartén antiadherente, añadir el calabacín, regar con el vino y cocinar a fuego vivo unos minutos, removiendo con suavidad, hasta que se dore ligeramente y se vuelva blando y tierno. Reservar.

Practicar un pequeño corte en cada tomate y saltearlos en la misma sartén hasta que empiecen a soltar sus jugos. Disponer los tallarines de calabacín en un plato, añadir los tomates. Aliñar con un poco de aceite de oliva y el zumo de limón. Incorporar el queso de cabra desmenuzado, salpimentar y decorar con un poco de albahaca picada.

Falsos pappardelle de calabacín con tomates salteados y queso de cabra

Tiempo de elaboración | 30 minutos Dificultad | Fácil

Degustación

Los falsos pappardelle de calabacín con tomatitos salteados y queso de cabra son un plato saciante pero muy ligero, perfecto para un almuerzo fresco. Si lo acompañamos de una proteína magra, como un pescado a la plancha, tendremos un menú completo de lo más saludable.

En Directo al Paladar | Rollitos de calabacín rellenos de espinacas y queso de cabra. Receta En Directo al Paladar | Cintas de calabacín con mejillones y gambas. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio