Compartir
Publicidad

Cómo hacer caldo de gallina. Receta

Cómo hacer caldo de gallina. Receta
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si sois de los que asociáis el caldo de gallina con comida de “cuando se está enfermo”, os aconsejo que vayáis desterrando esa idea de la cabeza, pues hoy os traigo una receta de un buen caldo de gallina como base para preparar una exquisita sopa, ideal para esos días de frío que todavía no nos han abandonado por lo menos aquí por el norte.

Tanto si disponéis de una olla exprés, como de una cazuela tradicional, podéis preparar fácilmente este caldo con fundamento y lleno de sabor sin mucho trabajo, el resultado será siempre una deliciosa sopa de gallina al estilo de la que preparaban nuestras abuelas.

Ingredientes para cuatro personas

  • 300 g de carne de gallina, 50 g de garbanzos secos o de garbanzos en conserva, 1 hueso de rodilla de ternera, un hueso de jamón o 100 g de jamón en una pieza, 1 rama de perejil, 2 dientes de ajo, 150 g de cebolla, 2 zanahorias, sal

Cómo hacer caldo de gallina

Comenzaremos poniendo los garbanzos secos a remojo la noche anterior, este paso nos lo saltaríamos si utilizamos garbanzos en conserva, en cuyo caso simplemente los lavamos y usamos. Al día siguiente en una olla alta ponemos dos litros de agua fría, metemos el trozo de gallina limpio, el hueso o punta de jamón, el hueso de rodilla, los garbanzos, la cebolla, perejil, dientes de ajo y las zanahorias peladas.

La sal la añadiremos al final una vez cocidos todos los ingredientes. Dejamos cocer todo durante tres horas a tres horas y media a fuego medio.

Si lo hacemos en la olla exprés rápida, pondremos solamente un litro y medio de agua, cerraremos y dejaremos cocer desde que sube la presión durante veinte minutos aproximadamente.

Una vez que tengamos todo cocido, se cuela y se sirve con fideos, la verdura y la carne picadas, tostones de pan frito, o simplemente en tazas de consomé como caldo.

Caldo Gallina Coll

Tiempo de elaboración | 3 horas y media
Dificultad | Fácil

Degustación

El caldo de gallina es un básico en nuestro “fondo de armario” de recetas. Ideal para tener preparado como un primero calentito durante el invierno, o para tomar algo reconfortante antes de una ensalada fresca en nuestras cenas de primavera.

En Directo al Paladar | Sopa de fideos con almejas. Receta
En Directo al Paladar | Receta de sopa huertana

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos