Compartir
Publicidad

Tarta de ajos caramelizados: receta para nuestras cenas de verano

Tarta de ajos caramelizados: receta para nuestras cenas de verano
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta receta de tarta de ajos caramelizados es de las mejores tartas saladas que he preparado. Es del libro El vegetariano gourmet de Yotam Ottolenghi y os aseguro que vale la pena invertir cada minuto que cuesta prepararla. La serví en una cena con amigos y triunfé, así que ya sabéis.

Además, podéis prepararla con antelación pues está deliciosa tanto recién horneada como si la hacéis antes y después la calentáis. Para mí es importante elegir recetas que permitan organizarse cuando tengo invitados en casa, para intentar evitar imprevistos desagradables de última hora.

Ingredientes

Para 8 personas
  • Hojaldre 1 lámina
  • Cabeza de ajos con los ajos separados y pelados 3
  • Aceite de oliva virgen extra 1 cucharada
  • Vinagre de Módena 1 cucharada
  • Agua 220 ml
  • Azúcar molido 1 cucharada
  • Romero seco triturado 1 cucharadita
  • Tomillo seco triturado 1 cucharadita
  • Queso de cabra cremoso troceado 120 g
  • Queso de cabra curado rallado 120 g
  • Huevos 2
  • Nata líquida para montar 100 ml
  • Crême fraîche 100 g
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer tarta de ajos caramelizados

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 20 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 1 h 10 m

Empezamos cubriendo el molde con la lámina de hojaldre, la cubrimos con una hoja de papel de hornear y encima colocamos legumbres secas. Dejamos reposar el molde en la nevera mientras calentamos el horno a 180ºC. Introducimos el molde en el horno y horneamos durante 20 minutos. Pasado este tiempo, retiramos las legumbres y el papel y horneamos otros 5 o 10 minutos, hasta que la masa esté dorada. Reservamos y dejamos el horno encendido.

Mientras se cuece la masa, caramelizamos los ajos. Para ello, los introducimos en un cazo pequeño y los cubrimos con agua abundante. Ponemos el cazo al fuego y los escaldamos unos 3 minutos a baja temperatura. Los escurrimos, secamos el cazo y volvemos a poner los ajos con el aceite de oliva. Los freímos a fuego fuerte durante 2 minutos.

Añadimos el agua y el vinagre balsámico y lo llevamos a ebullición. Cuando arranque a hervir, bajamos el fuego y lo dejamos cocer 10 minutos. Agregamos el azúcar, el romero, el tomillo y sal y dejamos que hierva otros 10 minutos o hasta que la mayoría de líquido se evapore y los dientes de ajo queden cubiertos por un caramelo oscuro. Reservamos.

Para montar la tarta, repartimos los quesos y los ajos caramelizados (con el caramelo) sobre el hojaldre. En un bol batimos los huevos, la nata, la crême fraîche, sal y pimienta y vertemos esta mezcla sobre el molde rellenando los espacios. Bajamos la temperatura del horno a 160º y cocemos entre 35 y 45 minutos o hasta que el relleno cuaje y la superficie quede dorada.

Paso A Paso

Con qué acompañar la tarta de ajos caramelizados

Serví esta tarta de ajos caramelizados acompañada con una ensalada verde, pues al ser un plato muy completo (ajos, quesos, crême fraîche) combina bien con una guarnición ligera. Los ajos caramelizados con los quesos tienen un sabor delicioso, lo cierto es que fue el plato del que primero dimos cuenta.

En Directo al Paladar | Tarta de berenjena y queso de cabra. Receta
En Directo al Paladar | Tarta fácil de calabacín, beicon y cebolla. Receta

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio