Compartir
Publicidad
Publicidad

Fitoterapia, de relegada y menospreciada a disputada por los grandes

Fitoterapia, de relegada y menospreciada a disputada por los grandes
Guardar
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si señoras y señores, la Fitoterapia, o el poder curativo de las plantas, ha pasado de ser la panacea en tiempos en los que se vivía de una manera más natural y no había tanto avance al alcance de la mano, a ser desprestigiado su uso sustituido por las producciones químicas de grandes empresas farmacéuticas.

Si, la tisana de salvia se vio sustituida por la aspirina. Pues bien, estos remedios naturales llevan unos años en auge gracias a herbolarios, parafarmacias, centros dietéticos, etc., hasta ahora, que el colectivo farmacéutico ha mostrado interés por ellos y, no solo los comercializa si no que tiene toda la intención de monopolizar su comercialización, con el argumento de que “se debe controlar su consumo con la supervisión de un facultativo especializado y titulado correspondientemente”, total un boticario.

Algo ha cambiado, hemos pasado de las infusione y emplastes a las cápsulas, y es que los estudiosos del tema advierten que el encapsulado de las plantas, al procesarse previa congelación de la planta mediante nitrógeno líquido a -196ºC, evitan el deterioro de las vitaminas, enzimas, sustancias volátiles y principios termosensibles de dichas plantas, además de este modo, encapsuladas, parece ser que son más eficientemente asimiladas por el organismo humano.


Está claro que el remedio está en la naturaleza, solo hemos de pensar que el ácido acetilsalicílico, la sempiterna aspirina, procede, es extraída, de la corteza de un sauce blanco. Los avances son no solo necesarios si no muy necesarios, siempre y cuando se hagan en post de la salud física de la totalidad de la humanidad, no en la salud económica de unos cuantos.

¿Hasta qué punto son altruistas las monopolizaciones? ¿Hasta qué punto buscan el enriquecimiento saludable de la población?, el proyecto está en marcha, teniendo en cuenta que en algunos países la Fitoterapia es de uso común entre la población, en Alemania por ejemplo compite su uso con el de fármacos en un 50%, la tarea no es fácil, puesto que existe una especialización, un comercio y una cultura fitoterapeutica al margen de la farmacología.

El control de calidad, de procedencia y de procesado parece preocupar al sector farmacéutico, asimismo advierten del peligro de la sobredosis o el mal uso de algunos de los principios activos de dichas plantas. Cierto, un atracón de agua puede matarte, como un atracón de aspirinas o uno de morcilla, sin embargo existe una cultura milenaria en el uso de dichas plantas.

Pinta complicado, ya veremos en lo que queda, lo cierto es que esta cultura fitoterapeutica, es ancestral y muy inculcada en los que la seguimos, así pues existe un conocimiento de ella, un buen uso de ella, por lo tanto una utilización paralela por parte del sector farmacéutico no sería nada despreciable, máximo teniendo en cuenta que garantizarían un exhaustivo control de origen, calidad, etc. La monopolización, dadas las circunstancias, parece inconcebible e inaceptable.

Más información | www.muyinteresante.es
En Directo al Paladar | Regaliz, una dulce infusión
En Directo al Paladar | Aloe Vera. Receta de un depurativo natural

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos