Compartir
Publicidad

¿Pero qué os creíais, que Jamie Oliver cocina según los recetarios tradicionales? Las tres recetas falsas de Jamie Oliver

¿Pero qué os creíais, que Jamie Oliver cocina según los recetarios tradicionales? Las tres recetas falsas de Jamie Oliver
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de la metedura de pata de Jamie Oliver de ayer con su paella con chorizo, no hemos podido resistirnos a echar un vistazo a su web y a indagar un poco sobre cómo interpreta Jamie Oliver la cocina española. Y la verdad, sabíamos que este encantador chef británico es un espíritu libre, pero nos hemos quedado alucinados con lo que hemos encontrado.

Resulta que este gran amante de la gastronomía española, defensor a ultranza de la dieta mediterránea y promotor de la alimentación sana, es de lo más creativo. Si creíais que Jamie Oliver cocina según los recetarios tradicionales, estáis equivocados y os lo vamos a demostrar con tres recetas falsas o sus versiones de tres clásicos de nuestra gastronomía: la tortilla de patatas, el ajoblanco y el pisto.

Tortilla de patata

Vamos a empezar por la tortilla, aunque la tarea va a resultar ardua y dolorosa porque no hay por dónde cogerla, pero intentaremos suavizar el golpe por vuestro bien y por el mío propio. Es más, creo que lo mejor es transcribir su receta de tortilla de forma literal y que cada cual saque sus propias conclusiones. Allá va (no me odiéis por ello).

591 1 1436952381

Picar la patata en trozos de un centímetro, transferirlos a una sartén apta para horno, regar con un poco de aceite de oliva y remover. Cortar cebolla morada groseramente. Mientras la patata va tomando color, añadir la cebolla junto con semillas de hinojo y mezclar. Cuando la patata esté dorada, añadir dientes de ajo pelados y machacados junto con hojas de romero y salpimentar. Incorporar huevo directamente a la sartén y remover para crear el efecto de mármol. Subir la intensidad del fuego y repartir más hojas de romero por la superficie. Rematar la faena cuajando la superficie de la tortilla bajo en grill del horno.

Lo sentimos mucho Jamie (o "mate" como dirías tu), porque sabemos lo mucho que te gusta nuestra gastronomía y nuestro país, pero con la tortilla no has dado ni una. Ni la manera de cortar la patata (que asumimos has pelado antes), ni de freírla, ni que le incorpores cebolla (porque si, la tortilla de patatas es solo de eso, de patatas), menos aún morada.

Aunque la guinda se la llevan las semillas de hinojo, el romero, los ajos, la incorporación de los huevos directamente a la sartén y, por si todo esto no fuera suficiente, este toque final de grill. Nos gustaría saber de dónde ha salido tanta inspiración porque, por mucho que lo intentamos, no conseguimos adivinarlo.

Ajoblanco

Tal y como confiesa el mismísimo Jamie, no recuerda de dónde sacó la inspiración de esta receta. Por el nombre con el que la bautiza, sopa de ajo dulce asado, pan y almendra, intuimos que pudiera tratarse de una versión del tradicional ajoblanco malagueño. Son los ingredientes que la conforman los que nos hacen sospechar tal cosa, pues cualquier otro parecido con la realidad es pura coincidencia. Veamos, pues.

472 1 1438246304

Asar al horno una cantidad ingente de dientes de ajo sin pelar. En una cacerola, pochar cebolla picada en aceite de oliva hasta que esté transparente. Añadir nata líquida y caldo de ave y cocer a fuego suave. Añadir la carne de los ajos asados a la cacerola (desechar las pieles) y miga de pan chapata junto con vinagre de Jerez y dejar cocer unos minutos. Añadir almendra tostada y triturar. Salpimentar al gusto y servir, caliente o frío, con gajos de naranja, cilantro y menta frescos y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Después de traducir la receta nos encontramos con que Jamie sugiere servir unas uvas con la sopa "tal y como se hace en España con una receta similar". ¿Similar? ¿Se refiere al ajoblanco? ¡Bingo, nuestras sospechas eran ciertas! Aunque lo de similar da un poco de risa, la verdad. Poco parecido le vemos, aunque no negaremos que la sopa de ajo dulce asado, pan y almendra de Oliver suena interesante.

Pisto

Nos hemos reservado lo mejor para el final. Tal y como ocurre con las tracas finales de los fuegos artificiales, pues lo mismo. Os avisamos que el pisto de Jamie Oliver puede herir la sensibilidad de muchos de vosotros así que, si seguís leyendo, que sea por vuestra propia cuenta y riesgo. No nos queda claro si el chef británico aprobó geografía en el colegio. Hasta donde nuestra cultura general alcanza, la frittata es una elaboración propia de la gastronomía italiana que no de la española.

Ambos países estamos bañados por el mediterráneo, la distancia que separa uno y otro no es excesiva, pero de ahí a adjudicar la frittata a la cocina española hay un gran trecho. En fin, dicho esto y por si estáis pensando qué tiene que ver la frittata con el pisto, pues aclaremos que es el nombre de la receta en cuestión el que nos lleva a tocar el tema: summer pisto frittata o, lo que en castellano llamaríamos tortilla veraniega de pisto.

912 11 1373366048

Calentar el horno (empezamos mal) a 220ºC. Batir huevos en un cuenco, salpimentar y reservar. Poner guisantes, habas y una pizca de sal en un mortero junto con menta fresca y machacar. Añadir ralladura y zumo de limón, queso Parmesano rallado, aceite de oliva virgen extra y pimienta. Añadir la mitad de la mezcla a los huevos. Trocear espárragos y saltear en una sartén apta para horno con un poco de aceite de oliva. Incorporar la mezcla de huevo y esparcir el resto de la mezcla del mortero por encima. Remover, agregar queso feta y más Parmesano rallado e introducir en el horno hasta que se dore.

Está claro que Jamie Oliver es un alma libre, tanto como su interpretación del pisto en la que no aparece ni la cebolla, ni el calabacín, ni los pimientos, ni el tomate. Vamos, que no contiene ninguno de los ingredientes que lleva el pisto original (en este caso el manchego). Eso si, incluye huevo, aunque en este nos va a resultar complicadísimo mojar pan.

Después de este repaso nos queda claro que Jamie Oliver es uno de los chefs más creativos del panorama actual y que sus versiones de algunos de los clásicos de la cocina española no pueden calificarse de otra cosa que "estrambóticas" (en el mejor sentido de la palabra). Pero que no cambie nunca, que nos gusta tal cual.

En Directo al paladar | Jamie Oliver mete la gamba (y el chorizo) al hacer su versión de la paella
En Directo al paladar | ¿Quién es Jamie Oliver? Descúbrelo en cinco recetas y dos libros

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos