Compartir
Publicidad

Cinco recetas saladas con chocolate a las que no te podrás resistir

Cinco recetas saladas con chocolate a las que no te podrás resistir
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguramente que si nos hablan de una receta con chocolate rápidamente la asociamos a una receta dulce o de postre, pero hoy vamos a cambiar el chip y hablar del chocolate en la cocina salada. Un producto que aunque pueda parecernos raro en este tipo de recetas ya lo usaban los aztecas en su cocina, y por algo será que aún hoy siguen empleándolo en México incorporado a su plato de mole.

Pero no hace falta remontarse tan atrás y tan lejos, en nuestra cocina tradicional catalana también se emplea el chocolate en recetas clásicas de guisos y asados a través de la picada. Así que emplear chocolate en la cocina salada no es ni tan raro ni tan moderno, solo diferente, y os invito a que conozcáis estas cinco recetas saladas con chocolate para que si nunca lo habéis probado, lo empecéis a incorporar en vuestros platos.

Pollo picante con chocolate y almendras

Cientos de veces me han pedido en casa que prepare esta receta de pollo picante con chocolate y almendras. Y es que con un ingredientes tan básico se puede lograr fácilmente un plato lleno de sabores exóticos con un cierto aire mexicano

Choco1

Ingredientes: 4 pechugas de pollo, 4 cucharadas de tomate frito casero, ½ pimiento verde, 1 cebolla, 1 diente de ajo, 70 g de almendras tostadas, ½ cucharadita de canela molida, 1 o 2 guindillas cayena, 250 ml de caldo de pollo, 20 g de chocolate negro, 7 cucharadas soperas de aceite de oliva, 1 cucharada sopera de vinagre, sal

Preparación: Comenzaremos picando la cebolla menuda, el ajo picadito así como el pimiento verde. Ponemos una sartén al fuego con tres cucharadas de aceite y sofreímos las verduras durante unos minutos hasta que ablanden. Incorporamos el tomate frito casero y añadimos las almendras, dejamos que se cocine todo durante dos minutos y por último agregamos el caldo de pollo. Echamos la canela y la cayena y dejamos reducir la salsa a la mitad a fuego suave.

Cuando la salsa se ha reducido añadimos el chocolate y el vinagre, y cocinamos durante otros cinco minutos más. Mientras, salteamos en otra sartén con un poco de aceite de oliva las pechugas de pollo cortadas en dados, las salamos y las dejamos que se cocinen durante cinco minutos a fuego suave. Reservamos en un plato. Emplatamos los dados de pollo y los salseamos con la salsa que debe de tener consistencia de crema espesa. Servimos bien caliente.

Rabo de ternera con chocolate

La carne melosa de rabo de ternera es perfecta para esta receta de rabo con chocolate. Un plato preparado de forma tradicional en donde el "chup-chup" de la olla es imprescindible para que una cocción suave y a fuego lento logre sacar a relucir toda las virtudes de esta pieza exquisita.

Choco6

Ingredientes: 1 rabo de ternera, vaca o toro, 1 zanahoria, 1 cebolla, 1 puerro, 1 rama de apio verde, 100 ml de un vino blanco, caldo de carne o agua, aceite de oliva, 50 g de chocolate (cobertura 70% de cacao), pimienta negra y sal.

Preparación: En una cazuela con un poco de aceite doramos los trozos de rabo de ternera previamente sazonados. Añadimos entonces las hortalizas cortadas y rehogamos unos minutos mezclando bien. Añadimos entonces el vino, dejamos reducir y añadimos caldo o agua hasta que cubra todo. Dejamos cocer 1 hora y 30 minutos con la cazuela tapada y a fuego suave. Y otra hora y 30 minutos con la cazuela destapada. Los últimos minutos de cocción añadimos el chocolate troceado y mezclamos.

Costillas de cerdo caramelizadas al chocolate

A partir de una receta laboriosa y de muchas horas de cocción mi compañero Minué versiona una forma mucho más rápida de preparar esta impresionante costilla de cerdo caramelizada al chocolate. Una fantástica manera de comenzar nuestra aventura salada con este ingrediente.

650 1200

Ingredientes: 1 costillar de cerdo (1/2kg aprox.), 20ml de vinagre balsámico, 20ml de salsa de soja, 25g de chocolate negro de repostería, 35g de miel de romero, 20g de azúcar moreno, 1 diente de ajo y una ramita de romero.

Preparación: Empezamos preparando la salsa. En un cuenco mezclamos el vinagre, la miel de romero, la salsa de soja y el azúcar moreno. Si la miel no es de romero no pasa nada, pero ayuda a potenciar el sabor. Una vez hemos mezclado bien, añadimos el diente de ajo pelado y la ramita de romero y dejamos infusionar al menos una hora a temperatura ambiente. Transcurrido ese tiempo, vertemos la salsa en un cazo o sartén antiadherente y calentamos a fuego muy suave, dejando que se espese lentamente. Luego incorporamos el chocolate rallado o desmenuzado hasta que se derrita, apagamos el fuego y reservamos.

Por otro lado separamos cada costilla del costillar con ayuda de un cuchillo afilado. Las salamos ligeramente y las colocamos en una bandeja o un cuenco para horno en el que quepan más bien justitas. Añadimos la salsa, asegurándonos de que se impregnen bien, tapamos con papel de aluminio y horneamos durante una hora con el horno a 175ºC. Transcurrido ese tiempo, sacamos las costillas del horno y les damos la vuelta. Subimos la temperatura a 225ºC y horneamos durante 20 minutos más, dándoles de nuevo la vuelta a los 10 minutos. Si veis que se secan demasiado, podéis volver a taparlas con papel de aluminio. Finalmente, sacamos del horno y servimos pintando las costillas con un poco de la salsa que quedará en la bandeja.

Gigli con salsa de tomate y chocolate negro

Un simple plato de pasta con tomate pude convertirse en toda una experiencia con añadirle un toque de cacao, y prueba de ello son estos gigli con salsa de tomate y chocolate negro que os presentamos. Con aromas profundos esta sencilla salsa tradicional de nuestra cocina, se transforma en un plato distinto y muy original.

Choco3

Ingredientes: 180 g de gigli o pasta corta similar, 1 cebolleta, 2 dientes de ajo, 400 g de tomate troceado y pelado natural, 1/2 vaso de vino tinto, 15 g de chocolate negro, aceite de oliva virgen extra, tomillo, orégano, albahaca, pimienta negra, sal, albahaca fresca, queso parmesano al gusto.

Preparación: Picar la cebolleta y los dientes de ajo. Calentar un poco de aceite de oliva en una sartén o cazuela ancha y pochar ambos ingredientes durante unos minutos. Añadir el tomate troceado y remover bien. Subir la temperatura, regar con el vino y dejar que evapore el alcohol. Picar el chocolate negro y añadirlo. Mezclar hasta que se derrita y se incorpore bien. Sazonar con las hierbas y salpimentar. Bajar el fuego y dejar cocinar durante unos 20 minutos, hasta que reduzca y el tomate esté casi deshecho. Mientras se cocina la salsa, preparar la pasta siguiendo las instrucciones del fabricante, procurando que quede al dente. Escurrir bien y disponer en una fuente. Servir acompañada de la salsa, albahaca fresca y queso parmesano al gusto, preferiblemente recién rallado.

Espaguetis al chocolate blanco

Aunque en cocina salada se utiliza principalmente el chocolate negro no podéis dejar pasar esta receta original de pasta fresca al chocolate blanco. Una mezcla entre salada y dulce que os va a sorprender con su sabor, a la que podéis después añadirle la salsa para pasta preferida y conseguir así un plato de lo más original.

Ingredientes: 350 gr de harina blanca, 3 huevos, 50 gr de chocolate blanco rallado y una pizca de sal.

Preparación: Para elaborar los espaguetis primero pondremos la harina en forma de volcán sobre la encimera. Lo ideal para hacer pasta fresca es una encimera de madera, pero si no disponemos de ella no pasa nada. Estaremos amasando la mezcla, incorporando poco a poco la harina al huevo, durante unos 20 minutos. El punto final será cuando tengamos una masa sedosa y que se despega de la mano sin problemas. Después de unos 30 minutos de reposo de la masa, dividirla en tres o cuatro porciones y pasarla por el rodillo plano de una maquina de hacer pasta. Primero por el numero que haga la plancha de pasta mas grueso y después ir disminuyendo el numero hasta la mitad del grosor que tenga vuestra maquina.Una vez hecho esto, pasar la pasta por el rodillo de los espaguetis, enharinar el resultante para que no se peguen (tampoco mucho), incluso si tenéis harina de sémola, será mejor que con harina. Finalmente tenéis que dejar secar la pasta en un sitio cálido unos 30 minutos y por último cocerla en agua salada si es para una elaboración salada o en agua dulce si es para un postre. Por lo general la pasta fresca tiene que cocer poco tiempo, cuando la echáis al agua con el primer hervor ya estará cocinada.

Como podéis ver el chocolate tiene muchas posibilidades en la cocina salada. Ahora solo os queda animaros, dejar volar vuestra imaginación y atreveros con alguna receta.

Imagen | Wikimedia Commons En Directo al paladar | Combatimos el blue monday con chocolate. 9 recetas irresistibles
En Directo al paladar | ¿Por qué le salen manchas blancas al chocolate?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos