Síguenos

Bizcocho de claras

A este bizcocho lo tengo bautizado como “el del deportista”, y es que si os dais cuenta de los ingredientes está elaborado con clara de huevo, por lo que resulta ideal para todos aquellos que ya por la mañana se quieren tomar una buena ración proteica para su ejercicio diario. Pero este bizcocho de claras para los que como yo no hacemos deporte, constituye un tierno bocado, ligero y muy suave con el que empezar el día de la manera más dulce.

Así que en cuanto vayáis a preparar alguna receta en donde solo se usen yemas de huevo acordaros de guardar las claras para elaborarlo. Por suerte, ahora si tenemos un irrefrenable antojo de esta delicia, podemos disponer en el supermercado de botes de claras pasteurizadas para prepararlo, y no tener que después justificarnos que hemos cocinado un tocinillo de cielo porque nos sobraban unas yemas.

Ingredientes para un molde de veinte centímetros de diámetro

  • 55 g de harina con levadura, 50 g de azúcar glas, 6 claras de huevo, 70 gramos de azúcar blanquilla, unas gotas de zumo de limón o una pizca de crémor tártaro, 1 pizca de sal.

Cómo hacer bizcocho de claras

Lo ideal para preparar este bizcocho es un molde de aluminio ya que necesitamos que el bizcocho al subir se “agarre” a las paredes, es por ello que he usado una flanera de veinte centímetros de diámetro para prepararlo, con un papel de horno a la medida en la base de la misma. Comenzaremos precalentando el horno a 180 grados. En un bol mezclaremos la harina, el azúcar glas y la pizca de sal, seguidamente lo tamizamos para que no queden grumos.

En un recipiente grande o en el bol de una batidora montamos las claras con unas gotas de limón o una pizca de crémor tártaro hasta que formen picos, añadiendo en tres veces el azúcar blanquilla. Cuando las claras no se caigan al dar la vuelta al bol es el punto en el que estarán bien batidas.

Ir añadiendo los ingredientes secos encima de las claras en tres veces incorporándolos con una espátula con mucho cuidado. Vertemos la mezcla en el molde sin engrasar y lo hornearemos durante cuarenta y cinco minutos o hasta que al pincharlo nos salga el palillo limpio. Una vez fuera del horno ponemos el molde boca abajo en una rejilla durante diez minutos, pasado el tiempo pasamos un cuchillo entre las paredes del molde y el bizcocho y los desmoldamos, retiramos el papel de horno de la base y lo dejamos atemperar de nuevo en la rejilla.

Bizcocho de claras

Tiempo de elaboración | 1 hora
Dificultad | Fácil

Degustación

Este bizcocho de claras no sale de tamaño muy grande, así que si lo queréis para varias personas debéis de doblar la cantidad de ingredientes. Os va a sorprender su ligereza y suavidad, además es ideal si no quieres tomar grasas, pues en su composición no figura ni mantequilla ni aceite, ni siquiera para engrasar el molde. Os invito a que lo probéis.

En Directo al Paladar | Bica blanca de Laza. Receta
En Directo al Paladar | Postre olvidado. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios