Ensalada de persimón y granada. Receta

Sigue a Directo al Paladar

Ensalada de persimón y granada - presentación

He de confesar que nunca había probado antes un persimón, ni siquiera sabía que era un caqui recogido antes de su maduración y con un tratamiento para reducir su astringencia. También he de reconocer que esta receta de ensalada de persimón y granada tampoco se me ha ocurrido a mi solito, sino que es mi versión de una receta de Erin Gleeson para Design Sponge de la que me enamoré nada más verla.

Solo por la preciosa combinación de colores ya merece la pena preparar esta ensalada. El verde, el naranja y el granate lucirán preciosos sobre la mesa, invitando a todos los comensales a hincarle el diente.

Ingredientes

  • Mix de lechugas, 1 persimón, 1/2 granada, 4 o 5 nueces, aceite, vinagre, sal y un poco de parmesano

Ensalada de persimón y granada

Cómo preparar una ensalada de persimón y granada

Pocas ensaladas hay difíciles de preparar, y esta no se encuentra entre ellas. Tal vez sea un poco más entretenida, por aquello de desgranar la granada, abrir las nueces o rallar el queso, pero nada que en menos de un cuarto de hora esté resuelto.

Lo primero es lavar y cortar las lechugas, y disponerlas en un plato ancho y plano. Sobre este lecho colocaremos el persimón cortado en rodajas una vez lavado. La piel es sabrosa, así que mejor no quitarla. Tampoco tiene hueso, solo las hendiduras donde irían las pepitas si hubiera madurado, así que las rodajas quedarán perfectas.

Después desgranamos la granada con cuidado de que no quede ningún trozo de piel blanca, que es muy amarga, y también abrimos las nueces. Las añadimos a la ensalada y aliñamos con aceite, sal y vinagre. Si tenéis alguno con notas dulces como el de cereza que he empleado, mejor que mejor. Por último, antes de servir, rallamos el queso parmesano en finas lascas para darle el toque definitivo a la ensalada.

Ensalada de persimón y granada - elaboración

Dificultad | Fácil
Tiempo de elaboración | 15 minutos

Degustación

La ensalada de persimón y granada es una receta sabrosa y sorprendente, que no sólo captará la atención de todos en la mesa con su atractivo colorido, sino que logrará sacar de sus bocas murmullos de aprobación entre bocado y bocado. Si no tenéis o no os gustan las nueces, podéis usar otros frutos secos, como almendas o avellanas.

En Directo al Paladar | Receta de ensalada con chips de boniato
En Directo al Paladar | Ensalada otoñal de escarola con vinagreta de miel. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario