Compartir
Publicidad

Huevos negros rellenos de atún, surimi y gambas. La receta que dará que hablar entre tus comensales

Huevos negros rellenos de atún, surimi y gambas. La receta que dará que hablar entre tus comensales
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La primera vez que ví unos huevos negros rellenos fue hace unos cinco meses en el blog de Beatriz y quedé prendada de ellos. Me parecieron tan bellos que no quise esperar mucho a prepararlos para mi familia. Tal y como intuí, la reacción de mis comensales al ver los huevos negros rellenos fue muy divertida: una mezcla de sorpresa y curiosidad.

El relleno de estos huevos está compuesto por atún, surimi y gambas. Un toque marinero muy sabroso que le va de muerte a este tipo de bocado. Si a esto le unimos lo divertida que es su estética, estos huevos negros rellenos son garantía de éxito. Prueba a hacerlos y verás lo que dan que hablar entre tus comensales.

Ingredientes para dos raciones

  • 2 huevos, 1 cucharadita de vinagre de vino blanco, 300 ml de vinagre balsámico de Módena, 40 g de atún en aceite, 2 palitos de cangrejo o surimi, 4 gambas cocidas, 20 g de salsa mayonesa y 2 tallos de cebollino (opcional).

Cómo hacer huevos negros rellenos de atún, surimi y gambas

Llenamos un cacito con agua y la llevamos a ebullición. Agregamos un pellizco de sal, una cucharadita de vinagre de vino blanco y sumergimos los huevos con ayuda de una cuchara para que no golpeen la base y se rompan. Así mismo, los huevos habrán de estar a temperatura ambiente para que, al contacto con el agua hirviendo, no se resquebrajen.

Durante un par de minutos, removemos los huevos en el agua, con sumo cuidado. Con esto conseguiremos que la yema quede centrada y el efecto a la hora de rellenarlos sea más vistoso. Dejamos cocer durante 10 minutos más antes de retirar del agua y remojar en abundante agua fría hasta su completo enfríado. También podemos sumergirlos en agua con hielo. De cualquier forma conseguiremos cortar la cocción, que es el objetivo.

Pelamos los huevos asegurándonos de retirar, por completo, la membrana que los recubre (si no lo hacemos, el teñido del huevo no saldrá uniforme). Repartimos el vinagre en dos vasos y sumergimos un huevo en cada uno. Han de quedar bien cubiertos por lo que, de ser necesario, usamos más vinagre. Colocamos algo de peso para que el vinagre entre en contacto con toda la superficie.

Dejamos reposar los huevos en la nevera durante un mínimo de 12 horas y un máximo de 24. Durante el tiempo de teñido, los giramos un par de veces, así no quedarán zonas más oscuras que otras. Retiramos los huevos del vinagre (que podemos reutilizar), los aclaramos y los dejamos secar antes de cortar los extremos superiores y retirar las yemas.

Reservamos una cucharadita de las yemas para la decoración. Trituramos el resto con el atún, bien escurrido, los palitos de cangrejo o surimi, las gambas y la mayonesa. Introducimos el relleno en una manga pastelera con una boquilla rizada y rellenamos los huevos, dando una forma divertida a la superficie. Espolvoreamos con la yema, decoramos con un tallo de cebollino (opcional) y servimos.

Huevosnegroscollage1024ma

Tiempo de elaboración | 20 minutos + 12-24 horas de reposo
Dificultad | Muy fácil

Degustación

Los huevos negros rellenos de atún, surimi y gambas combinan a la perfección con una ensalada de hojas verdes, pues el exterior del huevo mantiene un ligero sabor al vinagre en el que ha estado sumergido. No necesitan más que de unas cervezas bien frescas para degustarlos en todo su explendor. Son perfectos para incluir como parte de un buffet.

En Directo al paladar | Las mejores recetas de huevos rellenos
En Directo al paladar | Huevos milenarios de pato

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos