Sigue a Directo al Paladar

Empanadillas carbonara - presentación

El otro día me acerqué al horno del tío de mi chica a comprar el pan y, como siempre ocurre, acabé probando alguna de las cosas que tenía por las bandejas. En esta ocasión fueron unas empanadillas carbonara que me encantaron, así que decidí tratar de reproducirlas en casa.

Las empanadillas son un poco como la pasta y las pizzas, les sienta bien casi todo. Se puede experimentar con un montón de sabores y rellenos, aunque hay que reconocer que la apuesta por un relleno de salsa carbonara, era una apuesta segura.

Ingredientes para 16 empanadillas

16 obleas de empanadilla, una tarrina de queso de untar (unos 200gr.), 6 tiras de bacon, 2 cebollas medianas, 1 huevo, aceite, sal y pimienta.

Empanadillas carbonara - ingredientes

Cómo hacer empanadillas carbonara

Preparar las empanadillas es bastante sencillo, especialmente si aprovechamos las obleas que venden ya refrigeradas y listas para hornear.

Lo primero es preparar una salsa carbonara, solo que en esta ocasión, en vez de nata usaremos queso crema (de untar), para que tenga más consistencia y no se nos escurra fuera de la empanadilla. Así, picamos las cebollas y las ponemos a dorar. Luego añadimos el bacon también cortado en trozos muy pequeños y, por último, echamos el queso a la sartén, removiendo bien hasta que se quede una salsa densa, pero manejable. Ajustamos un poco de sal, añadimos un poco de pimienta, y listo.

Después, procedemos como siempre. Colocamos una pequeña porción del relleno en medio de la oblea, doblamos con cuidado y sellamos con ayuda de un tenedor, con cuidado de no romper la masa con las puntas. Podemos ir colocando las empanadillas en una bandeja de horno sobre una hoja de papel de hornear (grandísimo invento, todo sea dicho).

Empanadillas carbonara - elaboración

Antes de introducirlas en el horno, conviene pintarlas un poco con un huevo batido, para que cojan ese color tan apetitoso después. Para acabar, horneamos durante 15 minutos a 200ºC, resistimos la tentación de comernos una hasta que se enfríen un poco —al menos para no quemarnos— y a disfrutar.

Tiempo de elaboración | 40 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Las empanadillas carbonara son realmente ricas. Si no escatimamos con el bacon y la cebolla, resultan muy sabrosas y jugosas. Además, se pueden comer tanto calientes como frías, así que son ideales para un picoteo, un picnic o simplemente para tener algo en casa con lo que merendar como un rey.

En Directo al Paladar | Máquina para hacer Pie Pops
En Directo al Paladar | Saquitos de morcilla, pera, pasas y piñones. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios