Uber Eats reabre la puerta a los autónomos y plantea un modelo que permitiría a los 'riders' fijar el precio de sus tarifas

Uber Eats reabre la puerta a los autónomos y plantea un modelo que permitiría a los 'riders' fijar el precio de sus tarifas
Sin comentarios

El objetivo ahora es implantar una modalidad de reparto a domicilio alternativa e "híbrida" que combine el contrato a terceros -que impera en la actualidad- con el trabajo con autónomos, a los que ya recurría la empresa antes de la llegada de la Ley Rider.

Como era de esperar, las reacciones del Ministerio de Trabajo no han tardado en hacerse públicas. Su objetivo prioritario ahora mismo es frenar las nuevas medidas anunciadas por Uber Eats, empleando todas las fórmulas legales que tangan a su disposición.

De esta manera queda confirmada una nueva guerra abierta entre la plataforma con sede en San Francisco (California) y un Ministerio de Trabajo que busca evitar que se burle el cumplimiento de la ley y que serán “implacables” ante los cambios que planean poner en marcha las empresas de reparto.

Un nuevo modelo

Poco más de un año ha pasado de la entrada en vigor de la 'Ley Rider', que tuvo como consecuencia directa que la plataforma Deliveroo decidiese abandonar nuestro país. Fue entonces cuando Uber Eats decidió asociarse con flotas que emplean a repartidores como trabajadores asalariados y dejó de trabajar con esos repartidores autónomos con los que esta misma semana ha vuelto a retomar el contacto.

¿Con qué objetivo? Informarles de que están explorando la posibilidad de darle a los repartidores la posibilidad de elegir si quieren trabajar como contratados por flotas o como autónomos. "Ante la evidencia de que la mayoría de los repartidores en España quieren trabajar como autónomos, estamos explorando un nuevo modelo que les permita hacerlo al tiempo que se cumple con la regulación vigente", han señalado las fuentes. A lo que seguidamente han añadido: "En cualquier caso, seguiremos ofreciendo la opción de trabajar con nuestras flotas colaboradoras”.

Este nuevo modelo que estudia Uber Eats, que en agosto de 2021 cambió su modelo para cumplir la 'Ley Rider', pretende dar a los repartidores un control total sobre su trabajo, lo que incluiría la capacidad de fijar el precio de sus propias tarifas a cualquier hora.

Rider De Uber Eats

Consecuencias de la 'Ley Rider' para Uber Eats

Este cambio de rumbo se debe a que las cosas no le han ido precisamente bien a la plataforma desde la aplicación de dicha ley. Ayer mismo aseguraban que han tenido que cerrar operaciones en 66 mercados (como Ibiza) y reducir los horarios de apertura en otros 120 (como Bilbao).

Además, según la empresa, "solo el 26 % de los repartidores autónomos que realizaban entregas con Uber Eats antes de la Ley Rider decidieron ser contratados por una de las flotas asociadas". El restó optó por dejar de usar la aplicación o, en la mayoría de los casos, cambiar a una opción alternativa.

Esto hizo que disminuyese considerablemente el número de repartidores disponibles, algo que desde Uber Eats le transmitieron a la propia Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, el pasado mes de marzo. En aquel momento, la plataforma subrayó que muchos de ellos preferían trabajar con Glovo, y aseguró que esta firma no cumplía la ley al mantenerlos como autónomos.

En los próximos días sabremos si el Ministerio de Trabajo permite finalmente a Uber Eats llevar a cabo sus planes, aunque de momento todo apunta a que el acuerdo entre ambas partes va a estar realmente complicado.

En DAP | Deliveroo se marcha de España por la entrada en vigor de la 'Ley Rider'

En DAP | Just Eat critica el incumplimiento de la 'Ley Rider' insinuando que Glovo sigue operando con autónomos

Temas
Inicio
Inicio