Compartir
Publicidad

Adiós a Joan Manubens, el cocinero catalán que enamoró a las estrellas de Hollywood

Adiós a Joan Manubens, el cocinero catalán que enamoró a las estrellas de Hollywood
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El nuevo año no ha arrancado con buenas noticias en el mundo gastronómico. Ayer martes fallecía en Barcelona Joan Manubens, el propietario y alma del mítico restaurante El Passadís del Pep, un imprescindible en la ciudad condal. El restaurador tenía 61 años de edad y había dedicado prácticamente toda su vida a los fogones, convirtiendo su local en un punto de referencia local pero también internacional. Manubens se supo ganar el corazón y los estómagos de críticos y clientes de todo tipo, algunos tan conocidos como el cineasta Francis Ford Coppola, convertidos ya en amigos.

Puede que la triste noticia tenga la repercusión mediática que han alcanzado otros fallecimientos recientes, pero su pérdida nos deja huérfanos de una figura imprescindible en el panorama gastronómico nacional, y que puso El Passadís en el punto de mira mundial a base de trabajo, cariño y buen hacer. Joan Manubens no sería una estrella de Hollywood, pero sí conquistó el paladar de mucho ellos, incluyendo entre sus clientes a personajes como Woody Allen, George Clooney o Harrison Ford.

Joan Manubens, el alma de un restaurante de renombre internacional

Sin hacer más ruido que el que su profesionalidad y su trayectoria avalan, los hermanos Manubens se ganaron a base de trabajo una merecida fama en el panorama gastronómico barcelonés. Josep en Cal Pep y Joan en El Passadís han trabajado desde sus inicios apostando por una cocina sincera en la que ha primado siempre el producto local y las recetas más tradicionales, preparadas sin muchos aspavientos pero esforzándose en ofrecer al comensal una experiencia completa de la máxima calidad.

Desde que se dejó guiar por su hermano y abandonó sus primeros pasos en un taller mecánico, Joan se ha mantenido fiel a su alma mediterránea. Sin perder esa pasión personal que fue desarrollando por la cocina, los vinos y el buen ambiente que surge alrededor de la mesa, el restaurador se fue labrando una merecida fama que traspasó fronteras al ganarse a la crítica internacional, con especial calado en Estados Unidos. Son muchos los rostros conocidos que se han dejado ver por sus mesas en todos estos años, destacando sobre todo el cineasta y bodeguero Francis Ford Coppola.

El director de El Padrino entabló una gran amistad con Manubens y su equipo, y no dudaba en aprovechar cualquier ocasión para visitar El Passadís del Pep a darse un buen homenaje dejándose mimar por Joan. Fue celébre el último ágape que compartieron en 2015, cuando Coppola pasó por España a recoger el premio Princesa de Asturias y lo celebró a lo grande en el restaurante de su buen amigo.

Sin duda, una triste noticia que ha cogido a muchos por sorpresa. Quienes mejor conocían al restaurador solo parecen tener palabras de cariño y admiración por su talento profesional y su entrega personal, y ya se están leyendo las primeras muestras de apoyo hacia la familia y el equipo de El Passadís del Pep.

¡Hasta siempre, Joan!

Imágenes | El Passadís d’en Pep
En Directo al Paladar | La extraña muerte del chef Benoît Violier nos deja consternados
En Directo al Paladar | Fallece el cocinero Darío Barrio mientras practicaba salto base en Jaén

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos