Compartir
Publicidad

Llega Robin Food ¿Ha encontrado Tele5 suplente para Arguiñano?

Llega Robin Food ¿Ha encontrado Tele5 suplente para Arguiñano?
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Supe de Robin Food por primera vez hace unos años navegando por internet y aunque no tenía acceso a su programa de ETB, si pude disfrutar de algunos de los divertidos videos de sus programas y enseguida me sedujo su gracia, su desenfado y sus recetas fáciles y siempre atractivas.

Desde hace unas semanas, Robin Food ha trasladado su programa a una cadena de ámbito estatal como Tele5 con lo que estoy segura de que su popularidad aumentará enormemente y el número de sus fans se multiplicará en toda España. Te contamos todas las claves de Robin Hood y su nuevo programa en Tele5

¿Quién es Robin Food?

David de Jorge Ezeizabarrena nació en Hondarribia en 1970 y desde muy pequeño la cocina fue su pasión, tanto que siempre tuvo muy claro que quería ser cocinero. Después de acabar el Bachillerato estudió en una escuela de cocina en la que ya empezó a destacar hasta tal punto que Martín Berasategui se fijó en él y desde entonces ha sido algo así como su mentor profesional.

Robin Food 2

Con apenas veinte años se trasladó a estudiar a Francia de donde volvió para ser jefe de cocina de Martín Bersategui hasta que en 2010 el mismo Berasategui lo animó a lanzarse al mundo de la televisión con un programa en ETB. A partir de ese momento, David empezó a ser conocido a nivel popular, principalmente en el país vasco y sus muletillas y sus guarrindongadas empezaron a tener una pequeña legión de adeptos.

La pérdida de peso de Robin Food

Lo primero que llamaba la atención en los tiempos de ETB era la tremenda obesidad del cocinero. David llegó a pesar 276 kilos y aunque en pantalla se mostraba siempre alegre y vital, según el mismo ha confesado grabar el programa le suponía un tremendo esfuerzo. Hasta que un día decidó que era imposible seguir así y acudió al médico en busca de ayuda.

Hoy, después de un balón gástrico, una reducción de estómago y dos años de dieta, ha perdido unos 130 kilos (y lo que le queda) y guarda enmarcado uno de sus viejos bermudas gigantescos para tener siempre presente hasta donde se puede llegar cuando uno se abandona.

El programa de Robin Food

Como en casi todos los programas de cocina, en este lo más importante es la capacidad de comunicación del cocinero y esta sigue siendo la misma. El paso a Tele5 ha aportado un escenario mucho más amplio y luminoso, más medios técnicos y una cocina más abierta a toda España y menos centrada en la cocina vasca.

Robin Food Martin Berasategui

Cada día de la semana tiene su lema, los lunes son los días del Bigote de gamba, es decir, recetas ligeras para perder peso comiendo sabroso, también es el día en que David se pesa ante las cámaras para estar al tanto de sus progresos en su proceso de adelgazamiento. Los martes están dedicados a las recetas históricas, los miércoles bajo el título de A toda mecha nos ofrece recetas rápidas.

Los jueves David recibe la visita de Martín Berasategui que nos ofrece dos de sus recetas, son los días del Garrote Berasategui, por fin los viernes son los días de las Guarrindongadas y junto a recetas bastante consistentes tienen su sitio las sugerencias sobre combinaciones imposibles que envían los teleespectadores.

Mi opinión sobre el programa de Robin Food

En general me gusta bastante el programa, aunque he de reconocer que por el horario, en plena hora de la comida, no le puedeo prestar mucha atención. Pero los platos que presenta me parecen casi siempre bastante apetecibles y valoro mucho que para él sea más importante animar a todo el mundo a meterse en la cocina, que el que la gente siga al pie de la letra sus recetas.

Robin Food

Aunque uno de sus activos es su lenguaje desenfadado tan cercano a la gente joven y su simpatía, a mi personalmente me agobia un poco que hable tan rápido y que no pare de hablar ni un momento de los veinte minutos que dura el programa. También he leído algunas críticas sobre ciertas palabras que no se consideran aptas para un horario protegido, aunque en mi opinión no dice nada que no podamos oir cada día en la vida normal.

Es inevitable establecer la comparación con Arguiñano y aunque a David le quedan muchos años de rodaje para llegar a la altura de popularidad de Karlos, ambos basan su programa en su poder de comunicación y en su simpatía. Robin tiene un lenguaje más adaptado a la gente joven mientras que Arguiñano conecta con personas de más edad. En cualquier caso, ambos son compatibles y esperamos que puedan convivir en armonía.

Habrá que ver cómo responde la audiencia a este nuevo programa de cocina que con un formato bastante clásico ha nacido con la intención de hacerse un hueco en la abundante oferta de programas dedicados a la gastronomía que llenan nuestras pantallas.

En Directo al Paladar | El nuevo programa de cocina "Abran fuego" de Telemadrid
En Directo al Paladar | Nuevo programa de cocina. Cocineros por el mundo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio