Compartir
Publicidad
Publicidad

Jamones y embutidos de Guijuelo. Otra historia

Jamones y embutidos de Guijuelo. Otra historia
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

He comido muchos jamones. He catado jamones blancos, de pata negra, lacones, cecinas, jamones de aquí y de allí. Muchos de ellos muy, muy buenos. He curado mis propios jamones. Sin embargo he tenido que viajar a Salamanca para conocer el que, en mi opinión, es el mejor jamón que esta mortal ha comido jamás. Jamón ibérico de Guijuelo.

Se deshace en la boca, te deja un regusto que deseas que no acabe. Son sencillamente obras de arte. Es mi opinión. Cualquier receta que elabores con estos jamones se crece como el buen aceite al fuego, y solo, la pata, la bota de vino, la hogaza y tú…eso es el privilegio, te sientes un elegido ante semejante deleite.

jamón ibérico de guijuelo

Guijuelo, La Alberca, Candelario (de Candelario os hablaré pronto, se merece un post solo para él, por supuesto), son lugares por y para el cerdo ibérico. Su cultura son jamones y chacinas. Son sitios que huelen a gloria bendita. Sus gentes son sencillas, con la sabiduría de los que aman y respetan su entorno. Gentes de buen comer. Tranquilos. Amables. Sociables si los requieres, si no, te dejan hacer. Independientes, dispuestos a hacer amigos. Me encantan.

Como os decía, por aquellos lares prima la carne en la cazuela. Buena carne por supuesto. Cerdo ibérico, cordero y ternera. El paisaje rural se dibuja con bajo monte, encinares, abundante yerba y vacas. Vacas en corrillo en cada prado, un par de rapaces sobrevuelan cada uno de los rebaños o corrillos de vacas (ignoro qué tipo de rapaces son, no me dio tiempo a indagar). Pacen tranquilas. Buena leche. Buen queso. Buena carne.

En cada pueblo el viajero encuentra comercio donde abastecerse de los jamones, las chacinas, el vino, los quesos, el pimentón. Maravillas todas ellas. Y aquí es cuando una viajera servidora, se arrepiente de, en lugar de viajar con mochila, haberlo hecho en tráiler, para cargar y, traer a casa de vuelta lo suficiente para llenar la despensa. Otra vez será.

Guijuelo, su cultura, sus perniles, sus cerdos, y todo lo que lo rodea son una verdadera maravilla. Una zona a la que es recomendable viajar, al menos, una vez en la vida y, por supuesto, degustar, oler, saborear, su bendito jamón, el jamón de Guijuelo. El jamón con mayúsculas.

jamón ibérico de guijuelo

Las fotos que veis están tomadas en una tienda especializada en jamones y embutidos ibéricos de Guijuelo, la cual envía pedidos a todo el territorio nacional.

La Denominación
C/Rua Mayor, 13
Teléfono 923 21 18 74
37008 Salamanca

En Directo al Paladar | Mercado Central de Salamanca
En Directo al Paladar | Pincho de calabacín con crujiente de jamón ibérico de Guijuelo. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos