Compartir
Publicidad
Publicidad

Pincho de calabacín con crujiente de jamón ibérico de Guijuelo. Receta

Pincho de calabacín con crujiente de jamón ibérico de Guijuelo. Receta
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El jamón de Guijuelo es otra historia. Se trata de un jamón de pata negra con un profundo color rojo y un sabor espectacular que se deshace en la boca. Es una joya gastronómica indiscutiblemente.

En mi reciente viaje a tierras charras me he venido cargada, como no podía ser de otra manera, de excelentes productos de esas tierras, como este jamón de Guijuelo, de pata negra, con el que hoy he preparado este pincho de calabacín con crujiente de jamón de pata negra de Guijuelo, al que he acompañado con un magnífico Coto de rioja, crianza de 2004. Menudo maridaje.

Los ingredientes

1 calabacín, 4 rebanadas de pan de hogaza, 4 lonchas de jamón ibérico de Guijuelo, pimienta negra recién molida, aceite de oliva virgen extra (AOVE) y sal. Y una botella de Coto para mojar el evento.

La preparación

Abrimos el Coto para que vaya respirando.

Precalentamos el horno a 200º.

Lavamos, cortamos el calabacín y lo pochamos en AOVE con sal, movemos de vez en cuando. Cuando esté casi listo, espolvoreamos con abundante pimienta, movemos y retiramos del fuego.

Metemos el jamón al horno, apenas unos minutos, sobre una bandeja hasta que se retuerza de calor y quede crujiente. Cuidado con no quemarlo.

Tostamos el pan y montamos sobre el calabacín y coronamos con el crujiente de jamón. Escanciamos vino en nuestra copa y nos damos un buen regalo al paladar.

calabacín coto y guijuelo
calabacín coto y guijuelo
calabacín coto y guijuelo

Tiempo de elaboración | 20 minutos Dificultad |Fácil

La degustación

La degustación de esta receta de pincho de calabacín con crujiente de jamón ibérico de Guijuelo es un placer para los sentidos. El contraste es espectacular. Por un lado las texturas, lo meloso del calabacín con el crujir del jamón y el pan. Por otro lado el dulce herbal del calabacín y el salado dulzón del jamón. El pan modera el asunto y el vino lo realza y lo lleva a su máxima expresión. La pimienta lo dispara todo. Un placer.

En Directo al Paladar | Receta de pan con tomate y ajo confitados y jamón iberico de Guijuelo En Directo al Paladar | Receta de codornices con chocolate

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos