Compartir
Publicidad
Publicidad

Media tostada de abajo

Media tostada de abajo
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Media tostada de abajo se le llamaba a una tostada de pan, untada con mantequilla, que a finales del siglo XIX y principios de XX se servía habitualmente en los cafés madrileños, y que, si era acompañada de un bistec, según dice Dionisio Pérez,

bastaba a muchos por desayuno o por comida

Ramos Carrión, el popular autor de zarzuelas y comedias de la época, contertulio habitual de la “peñas” literarias de la puerta del Sol, la carreta de San Jerónimo y las calles de Sevilla y Príncipe, dejó una curiosa receta en verso de la Media tostada de abajo:

“Coge un cuchillo y después
con la mayor igualdad
divide por la mitad
un panecillo francés.

 Toma la parte inferior,

sobre una parrilla luego
colócala sobre el fuego
a lento y suave calor,

y antes que se ponga seca

cuando esté casi dorada,
ya del fuego separada,
úntala bien con manteca.

Así, con poco trabajo,

tierna, sencilla y sabrosa,
conseguirás la famosa
media tostada de abajo.

Es plato que hace cualquiera

y se toma comúnmente
con un café bien caliente,
y modista… o chalequera”

Más información | Dionisio Pérez
Más información | Miguel Ramos Carrión
En Directo al Paladar | San Francisco, explorando North Beach

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos