Cómo descongelar correctamente los alimentos en el microondas: el truco del vaso de agua

Cómo descongelar correctamente los alimentos en el microondas: el truco del vaso de agua
Sin comentarios

Aunque casi todos los microondas tienen una función para descongelar alimentos, no son muchas las familias que la utilizan. En parte, es más sencillo descongelar la comida en el frigorífico: pasadas 24 horas los alimentos estarán en perfecto estado y no tenemos que preocuparnos de nada más.

Pero descongelar en la nevera requiere de cierta planificiación, con la que no siempre contamos. Y si usamos correctamente el microondas se pueden descongelar los alimentos a la perfección, sin correr los riesgos asociados a descongelar los alimentos a temperatura ambiente o usando agua caliente: métodos muy comunes, pero nada recomendables.

Como explica la experta en seguridad alimentaria Beatriz Robles en su libro Come seguro comiendo de todo, los microorganismos que estaban vivos y coleando en el alimento justo antes de congelarlo reviven en la descongelación. Por eso, apunta, nunca se deben descongelar los alimentos fuera de la nevera: “La temperatura del producto irá subiendo hasta alcanzar esos veinte o veinticinco grados que hay en la cocina, un oasis para que las bacterias resucitadas vuelvan a multiplicarse sin que nadie les meta prisa”.

En casos de urgencia, es mucho mejor usar el microondas y cocinar el alimento de inmediato. Y, siguiendo unos consejos básicos, el resultado puede ser igual de bueno que usando el frigorífico –pero infinitamente más rápido–.

El truco del vaso de agua

Como explica la Fundación Alicia en su libro Cocina con microondas, las moléculas de agua de un producto congelado, que están en estado sólido, reaccionan de forma muy distinta a las ondas microondas que en un producto sin descongelar. “La poca agua libre que se va descongelando durante el proceso es la que recibe el mayor impacto de las microondas, y por ese motivo”, apunta el libro, “puede provocar que un producto empiece a descongelarse por las puntas y que estas queden sobrecocidas”.

Cocina con microondas. Sana, segura y sostenible

Cocina con microondas. Sana, segura y sostenible

Para evitar esto, debemos usar siempre la función de descongelación del microondas, que suele coincidir con la potencia más baja del electrodoméstico. Eso es obvio. Pero además es muy importante poner el alimento en un recipiente tapado, que retenga al máximo el vapor de agua y, si es posible, añadir un poco de aceite o agua al producto que se va a descongelar, lo que ayuda a que se cocine uniformemente.

Otro truco fácil para facilitar la congelación consiste en colocar un vaso de agua al lado del recipiente con el producto que se quiere descongelar. “Eso hará que la mayor parte de las microondas actúen sobre esa agua líquida, de manera que el alimento recibirá las ondas más suaves y homogéneas, lo que evitará que se quemen algunas partes”, explica la Fundación Alicia. El descongelado será algo más lento, pero más uniforme.

Descongelar Microondas
Descongelar los alimentos junto a un recipiente con agua garantiza un proceso más uniforme.

La importancia de los tiempos

Siguiendo estos consejos, solo tenemos que ser pacientes con los tiempos de descongelado. Lo ideal es ir descongelando en tramos de dos minutos e ir removiendo la comida en cada parón, para que se cocine de forma uniforme.

Si el alimento está dividido en porciones, como croquetas o filetes apilados, podemos aprovechar para separar estas y seguir descongelando en intervalos de 2 minutos. Si la pieza es muy grande, después de cada periodo de 2 minutos debemos moverla, para que se vaya recalentado por todas partes.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

En el caso del pescado, el marisco y muchas verduras, que se hacen muy rápido, lo ideal es cocinarlas directamente sin descongelar. No obstante, hay preparaciones como las frituras en la que esto no es posible. En ese caso, el periodo de descongelación es en muchos casos inferior a 2 minutos: el pescado tiene que estar frío, si no lo más probable es que nos pasemos de punto.

Imágenes iStock/Larousse
En Directo al Paladar | 11 alimentos que no se pueden congelar
En Directo al Paladar | 29 recetas fáciles y rápidas en microondas (para gente con tiempo cero)

Temas
Inicio