Compartir
Publicidad

Del congelador a la mesa: cómo cocinar gambas o langostinos sin descongelarlos previamente

Del congelador a la mesa: cómo cocinar gambas o langostinos sin descongelarlos previamente
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras las dos primeras entregas dedicadas a cómo cocinar salmón congelado o cómo cocinar una pechuga de pollo sin descongelarla, hoy traigo una nueva publicación de la serie del congelador a la mesa: cómo cocinar gambas o langostinos sin descongelarlos previamente.

En el caso del marisco congelado, también podemos conseguir un resultado jugoso y sabroso pero habrá que prestar atención a la forma de congelar estos productos, distinguiendo si lo hemos congelado con cáscara o ya pelados. Vamos al congelador, saquemos nuestras gambas o langostinos para cocinarlos inmediatamente y llevarlos a la mesa en menos de 30 minutos. Probaremos a hacer gambas o langostinos cocidos, gambas o langosinos a la plancha y gambas cocinadas tipo al ajillo.

Cómo cocinar gambas o langostinos sin descongelarlos previamente

Congelados Langos

Mi primer consejo es que siempre hagáis vuestro propio congelado y no compréis las gambas ya congeladas porque al descongelarlas podéis llevaros la sorpresa de que sean solamente agua, tal como os contaba hace unos meses.

Cómo cocer langostinos o gambas congeladas

Img 9024

Si nuestro objetivo es cocer langostinos (lo dicho vale igual para los gambas) os cuento el proceso para cocer marisco partiendo de producto congelado. Aquí lo ideal es haber congelado las gambas o langostinos con su cáscara, para un mejor resultado. Partiendo de las gambas o los langostinos congelados, el proceso para cocerlos es el siguiente: calentar una olla grande calculando por cada kg de gamba congelada, 3 litros de agua con hielo y 50 g de sal.

Lavamos las gambas congeladas bajo el agua del grifo, para que se separen y no estén hechas un bloque. Una vez lavadas, las metemos en el agua ya hierviendo y cuando el agua vuelva a hervir, tras unos cuatro minutos de espera, veremos que las gambas suben a la superficie. Entonces cortamos la cocción pasando las gambas cocidas a un bol con agua muy abundante, muchos hielos y mucha sal, donde se enfriarán rápidamente.

Al someter a los langostinos o gambas a tan brusco cambio de temperatura, pasándolas del agua hirviendo al agua fría, la carne del marisco se contrae y así se despegará de la cáscara con facilidad.

Gambas o langostinos congelados a la plancha

Plancha Langos

Si lo que queremos hacer es un plato de gambas a la plancha (igual para los langostinos), tened en cuenta que quedarán ricos igualmente, como si se tratara de un producto fresco pero que es posible que el aspecto exterior cambie un poco. Las cabezas pueden quedar más blanquecinas y en algunos casos es posible que cueste ligeramente pelar los caparazones. En todo caso el sabor queda perfecto.

Basta con calentar muchísimo la plancha antes de poner las piezas de marisco congeladas y dejar que se cocinen aproximadamente cuatro minutos por cada lado. Al darles la vuelta, añadimos un poco de sal gorda y si queremos un chorrito de limón exprimido.

Cómo hacer gambas al ajillo con gambas congeladas

1366 2000

Si lo que queremos es hacer gambas al ajillo o algún otro guiso con las gambas o los langostinos, es recomendable haber congelado el producto ya pelado. Así podremos utilizarlo fácilmente. Para que no se nos llene la sartén de agua, es preferible descongelar ligeramente los langostinos en su bolsa dejandola sumergida diez minutos en agua templada. Después los cocinaremos normalmente.

Ajillo 2

Si solo tenemos gambas o langostinos congelados con su cáscara, no nos quedará otra opción que esperar a que se descongelen -proceso que podemos acelerar sumergiéndolas en agua fría un par de minutos- para poder pelarlas antes de hacer nuestra receta preferida.

Recordad que en este tipo de platos en los que cocinamos con este producto es importante eliminar el agua de la congelación porque si se va a la sartén con el producto semicongelado, soltarán el agua en la sartén y el plato no quedará rico, como podéis ver en la imagen siguiente.

Congeladas

Ahora que ya sabéis los trucos para cocinar con gambas y langostinos sin descongelarlos previamente, solo falta pensar qué receta con gambas te está apeteciendo más preparar. Quizás entre estas 27 recetas con langostinos, encuentres alguna que se te antoje.

En Directo al Paladar | Como cocinar una pechuga congelada sin descongelarla previamente
En Directo al Paladar | Cómo cocinar un lomo de salmón congelado sin descongelarlo previamente
Imagen portada | Pixabay.com

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos