Cómo hacer unas gambas a la plancha perfectas (con el truco para no manchar nada)

Cómo hacer unas gambas a la plancha perfectas (con el truco para no manchar nada)
Sin comentarios
146 votos

Las gambas -al igual que los gambones, langostinos, etc. - son crustáceos llenos de posibilidades, que podemos preparar cómodamente en el horno, cocinar al ajillo en cazuela de barro o hacerlos cocidos, siendo todas ellas formas estupendas para disfrutarlos. Hoy quiero explicaros cómo hacer unas gambas a la plancha perfectas, y además contaros el truco para no manchar nada en el proceso, ni siquiera la propia plancha.

El objetivo es conseguir unas gambas bien cocinadas y doradas por fuera, y a la vez muy jugosas por dentro, de las que se pelan fácilmente para disfrute de todos los que tienen el placer de compartirlas en eventos y reuniones familiares o de amigos.

Con el truco que os explicamos, ese placer será también para quien organiza la reunión, que no terminará rascando la plancha para quitar la capa de sal y líquido de la cocción de los crustáceos, ya que tendrá lista la plancha para el siguiente uso, incluso aunque sea un entrecot o chuletón, sin que tenga ningún olor a mar, de forma muy sencilla.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Gamba blanca o roja, grande, de calidad 12
  • Sal gruesa abundante
  • Aceite de oliva virgen extra un chorrito
  • Papel de hornear recortado a medida de la plancha

Cómo hacer gambas a la plancha perfectas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 9 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 4 m

Comenzamos recortando un papel de hornear, de la medida de la plancha en que vayamos a cocinar las gambas. Después haremos las gambas a la plancha sobre este papel, que deja pasar perfectamente el calor pero protege a la plancha de olores, líquidos y evita que se peguen los alimentos.

Sobre el papel, colocamos las gambas, todas alineadas y mirando en la misma dirección. Así, cuando les demos la vuelta a mitad de la cocción tendremos claro a las que ya hemos dado la vuelta, evitando que alguna se haga solo por un lado.

En la zona donde la cabeza y el cuerpo de la gamba se juntan, ponemos unos granillos de sal gruesa, como podéis ver en el collage de más abajo. Después, añadimos un chorrito o hilo de aceite de oliva virgen extra y dejamos que se cocinen, a fuego máximo, durante dos minutos.

Gambas A La Plancha Perfectas Directo Paladar Pakus Futurobloguero

Pasado ese tiempo, damos la vuelta a las gambas con unas pinzas, y dejamos que se cocinen por el otro lado otro minuto o dos minutos más, dependiendo del calibre y grosor de las gambas, sacándolas a una fuente y degustándolas inmediatamente. Sobre la plancha, quedará el papel de hornear manchado, que podemos arrugar y tirar, quedando la plancha limpia y lista para el siguiente uso.

146 votos

Con qué acompañar las gambas a la plancha perfectas

Para acompañar las gambas a la plancha perfectas que hoy os enseñamos a preparar sin manchar nada, os propongo una cerveza, o una copa de vino de Jerez muy frío, y, ya que estamos de aperitivo, podemos continuar con otro plato excelente como las almejas a la marinera, para completar el menú.

En Directo al Paladar | Receta de croquetas de gambas y truco para que tengan más sabor
En Directo al Paladar | Cómo hacer rabas de calamar al estilo Cantabria y truco para que te queden perfectas

Temas
Inicio