Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona Volver a Directo al Paladar.com

Cómo sentirnos bien cuando el calor ‘aprieta’

0 comentarios

Calor

Parece que este año las temperaturas altas se han adelantado, y aunque los últimos días nos han dado una tregua, ya todos estamos pensando ‘cómo vamos a sobrellevar el calor’. Sabemos que es mejor utilizar ropa ligera y a ser posible confeccionada en tejidos naturales, que nos debemos procurar botellines de agua para llevar en bolsos y mochilas, y que preferentemente evitaremos las exposiciones al sol innecesarias y más aún en horas centrales del día.

Y ¿por qué me he decidido hoy a centrarme en este aspecto?, considero que parte de nuestro bienestar físico y psicológico depende de lo que comemos y bebemos, puesto que el cuerpo funciona mejor cuando está bien nutrido, y además adoptamos hábitos que facilitan nuestra digestión.

Y para concretar definitivamente, tengo que hablaros de que en épocas en las que las temperaturas son extremas (calor o frío) deberíamos preocuparnos especialmente por reconfortar a nuestro cuerpo evitando alimentos que nos vayan a resultar muy pesados. ¿Qué conseguiremos con esto? principalmente ayudar a nuestro organismo a adaptarse y afrontar las incidencias climatológicas. Para que nuestro cuerpo y nuestra mente puedan funcionar a pleno rendimiento, debemos ayudarles ocupándonos de conseguir una buena alimentación saludable y digestiva, y también una buena hidratación.

Con calor o sin él, ahora o en cualquier momento, será muy importante que todos recordemos que debemos ‘escuchar a nuestro cuerpo’ (cómo nos indicaba Liliana hace unos días).

Al final todo se reduce a saber escoger (cuando estamos fuera de casa) y tener un poco de imaginación (en nuestro hogar). Porque siempre encontraremos muchísimas opciones ‘sin lactosa’ para refrescarnos, incluyendo leche o yogures de la gama morada de Kaiku bien fresquitos.

Si me preguntáis por los helados, os diré que no me he olvidado de ellos, sin embargo existen muchas opciones para disfrutar de un buen refresco (preferentemente natural) sin recurrir al clásico helado de leche (que por lo general contendrá lactosa).

¿Queréis saber cuáles con mis preferidos?: el agua, las infusiones con hielo (poleo, rooibos, etc.), los granizados de limón o los helados cremosos hechos con frutas y leche sin lactosa

Bebida fría

Y no podría acabar sin recordaros que cuando hace mucho calor debemos evitar comidas pesadas y muy calientes, así como bebidas estimulantes o infusiones diuréticas que nos hagan perder aún más líquido. Ahora preferimos verduras y frutas frescas, gazpachos, ensaladillas, pero también cambiamos nuestros métodos de cocción porque utilizamos más la plancha para preparar carnes y pescados, y el vapor para las verduras. Es muy importante que bebamos mucha agua (pero no demasiado fría). Y sobre todo que aprendamos a sentirnos bien para funcionar mejor.

Y siempre que podamos nos daremos un chapuzón, porque no podemos entender el calor sin tener a mano la posibilidad de un baño ¿verdad?

Imágenes | Lori L. Stalteri, Olgierd Pstrykotwórca

Macarena

Macarena González es una mamá a la que le gusta meterse en la cocina para elaborar platos clásicos, y también para experimentar con nuevas texturas y sabores. Está convencida de que la comida es fuente de salud, por eso cada día dedica tiempo a escoger los mejores ingredientes con los que preparar alimentos para su familia. Es editora en Peques y Más.