Compartir
Publicidad
Publicidad

I Encuentro de Blogs gastronómicos catalanes: Sopem en Bloc

I Encuentro de Blogs gastronómicos catalanes: Sopem en Bloc
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Fue la siempre activa Mar Calpena, quien a través de su blog "Baixa Gastronomia" propuso realizar un encuentro de bloggers gastronómicos en Barcelona.

Dicho y hecho. Gemma del blog "La cuina de casa" se curró el logo que ven ustedes arriba y la cosa cuajó enseguida. Nacía: Sopem en Bloc, el 1er Encuentro de blogs gastronómicos catalanes.

El evento tuvo lugar el pasado viernes 7 de marzo en el restaurante Gamvik de la calle Balmes de Barcelona, donde nos reunimos nada menos que 27 bloggers, pertenecientes a una veintena de blogs. Daba gusto ver la larga mesa: caras de alegría, ilusión; expectación a veces... ¿Quién será Encantadisimo? ¿Habrá llegado ya Amphitrion?

Poco a poco se fueron despejando las dudas y se hicieron las presentaciones...

Y la cena comenzó:

Pero, amigos lectores, hoy no voy a hacerles una crónica de lo que comimos en el Gamvik. Sería llover sobre mojado. Ya lo han echo, y muy bien, muchos de los presentes aquel día. Abajo irán encontrando links.

Yo prefiero centrarme, como ustedes seguramente ya intuyen, no en lo que comimos sino en lo que bebimos. Pero antes de ello, no podía dejar pasar la ocasión de comentar la experiencia tan gratificante que resulta ponerle cara a quien has estado años leyendo, comentando y hasta a veces, polemizando. Impagable. Y por otra parte impredecible: unos ganan en persona, crecen, surge la chispa; y con otros, la cosa pierde, se diluye el interés...

En fin, aquí van los vinos. Algunos de ellos entraban en el menú cerrado que nos ofrecieron los chicos del Gamvik. Otros, fueron aportaciones de los asistentes: de sobaquillo, como se suele decir.

Para los aperitivos que llegaron en primer lugar a la mesa, dos vinos del marco: un fino de 5 años de Bodegas Rey Fernando de Castilla, 100% Palomino, con un perfil un tanto oxidativo y casi amontillado. Y luego una manzanilla de la colección "La Bota de...", "Las Cañas", en rama, de la reciente saca (número 9) de las botas de la bodega sanluqueña Sánchez Ayala: excelente, fresca, densa, punzante, salina...

Con los primeros platos, un rosado y dos blancos. El primero fue este Vin Gris 2005 de Bodegas Lelièvre, un vino con un color espectacular, con un rosado muy leve y un cupage bien curioso: 95% Gamay, 5% Pinot Noir, de la poco conocida denominación AOC Côtes de Toul, en el norte de Francia. Diferente. Sencillo, amable y gracioso. Eso sí, sin amargores ni astringencias a pesar de haberse servido bastante frío. Un punto a su favor.

Continuamos con un Godello del Bierzo, Gotín del Risc 2006, de Bodega del Abad. Un vino con buen potencial pero actualmente muy marcado por la barrica: notas de sésamo, tostados, vainillas y demás. Veremos como evoluciona en botella. Seguidamente, otro blanco: Carignan Blanc 2006 del Domain des 1000 Roses, un Vin de Pays des Coteaux du Libron, en el sudoeste francés. Una rareza: de cariñena blanca. Buena elección que nos trajo Pilar, de Els Vins de Pilar i Jose. Un blanco con una nariz poco intensa, delicada, con notas de flores blancas y cítricos. En boca bien de acidez, de cuerpo ligero y con una buena persistencia. No tenía ni idea de que existieran la cariñena blanca. Qué sorpresa. Nunca te acostarás sin saber una cosa más. Gracias Pilar.

Y seguimos con los tintos. Cuatro Pasos 2006 (Mencía) DO Bierzo, de Bodegas Martín Codax. Un vino que se mostró excesivamente marcado por las notas lácteas: "DAN'UP de fresa" fue el descriptor estrella de la noche para este vino. ¿Verdad amigos Starbase y Massitet?

Directo al Paladar | Sopem en Bloc 1

Para continuar, otra Mencía del Bierzo. Alvaro Palacios, Pétalos 2006. Esto es otra cosa, mucho más serio y profundo. Notas de zarza, moras a medio madurar, con también ligeros lácteos pero mucho más llevaderos. En su linea. Me encanta.

Otro tinto más. Esta vez un Penedés. Gran Caus Reserva Especial 1998, en mágnum, bien conservada en la bodega del blogger Joan Nadal, del grupo de cata Estintobásico. Un vinazo. Un cabernet bien maduro y a la vez fresco y complejo. Excelente.

Pero aún quedaban más vinos en reserva: El Casalobos 2004, un vino de Castilla, oscuro, potente, con notas animales al inicio que finalmente se despejaron. Correcto y con buena RCP. Y Plan B 2005, un vino del Celler la Bollidora, de Tarragona, DO Terra Alta, también muy oscuro y potente, con notas iniciales de reducción que no acabaron de abandonarlo en toda la noche.

Finalmente aún se sirvieron algunos vinos de postre. Por cierto: excelente el despliegue de copas del Gamvik. Creo recordar un PX dulce y un riesling con bortritys... Pero, como ustedes comprenderán, en esos momentos ya no estaba para tomar notas.

Sólo un apunte más: ¿Para cuándo la próxima?

Fotos | Massitet | Encantadisimo Más crónicas | Baixa gastronomia | decuina | Jalancia | Un cocinillas on line | Un racó del mon | Deliciosa Martha | 3 o 4 al dia | Olleta de verdures | Tiritinyam | Amphitrion

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos