Compartir
Publicidad
Publicidad

¡A comer!....¿caviar?

¡A comer!....¿caviar?
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Recuerdo la primera vez que me tocó servir caviar a un comensal. La verdad que fue bastante desastrosa la situación. Trabajaba yo, por entonces, en una tienda gourmet que tenía una zona de degustación de producto y a un cliente le dio por comprarnos unas latas de caviar y, con o sin razón, quería comérselas en la zona de degustación (cafetería con nombre pijo).

¿Qué hice? Yo, lo más cerca que había visto el caviar fue el día que un comercial de una marca de caviar de piscifactoría francés vino a la tienda con unas muestras. Muestras, que claro está, no eran para los empleados. Aunque la verdad, si os soy sinceros, no tenía el mínimo interés por probarlo, no me llama nada la atención. Además, este señor a su vez trajo unas cucharillas de nácar.

Así que para empezar, sabía que tenía que servir el caviar con las cucharillas de nácar, pero todo no podía ser tan sencillo. Aunque como os voy a explicar... tampoco es muy complicado.

Al final, todo esto en 5 minutos, averigüé que el caviar se sirve en su propia lata sobre un soporte que contenga frió. Se debe acompañar de tostas o pan tostado muy fino y con lascas de mantequilla, también muy finas. Y por supuesto, se deben llevar las cucharillas de nácar.

Nuestro cliente se lo comió como debía, y los cerca de 2000 euros que se gastó, creo que lo hizo cómodamente. A mí me hubiese dolido durante meses en mi cuenta del banco.

caviar.jpg

¿Y porqué no podemos usar unas cucharillas de postre de acero inoxidable? Por lo que parece las cucharillas de acero inoxidable, plástico, u otros materiales que no sean de nácar, dan sabor al caviar y claro está, lo estropean. Recuerdo que alguna vez pregunté el precio de esas cucharillas, que no estaban a la venta y sólo se regalaban con las latas de caviar premium, es decir, las más caras, y nunca recibí respuesta.

Si alguna vez os invitan a comer caviar, u os apetece sorprender a vuestros comensales, ya sabéis como tenemos que comerlo. ¡Ah! y sobretodo no lo estrujéis en el pan, lo debéis depositar para no romperlo y de esa forma apreciar la esfera en la boca.

En Embelezzia podeis ver toda una muestra de utensilios destinados al placer de comer caviar. Desde un presentador de nacar para el caviar, hasta las cucharillas de nacar, pasando por el mismo caviar.

En WeblogsSL | Embelezzia: Petrossian En Directo al Paladar | El caviar de Riofrio, es el único caviar con certificación ecológica del mundo. En Directo al Paladar | Caviar blanco, huevas de caracol En Directo al Paladar | Caviar de Navarra, Caviar del Reyno

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos