Publicidad

¿Qué es el Golden Syrup o sirope dorado?

¿Qué es el Golden Syrup o sirope dorado?
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hoy en día vivimos inmersos en una especie de globalización gastronómica gracias a internet y las redes sociales, lo que nos permite conocer todo tipo de productos de cualquier lugar del mundo. Sin embargo, antes de todo esto recuerdo estar familiarizada con la típica lata de Golden Syrup por haberla visto en el cine o televisión, y es que es todo un icono británico.

Siento debilidad por los envases de este tipo, metálicos y con su diseño original que permanecen invariables a lo largo de las décadas, y creo que esa fue el primer impulso que me hizo comprar la primera lata hace años cuando la encontré en una tienda de productos británicos. Pero, ¿qué es exactamente el Golden Syrup?

Un producto que se remonta al siglo XIX

Golden Syrup2

El Golden Syrup o sirope dorado es un producto unido al nombre de la marca, tal y como reza su envase: Lyle’s Golden Syrup. Hoy parte del grupo Tate & Lyle, la compañía primigenia respondía al nombre de Abraham Lyle & Sons, fundador de la refinería de azúcar original en 1881. La marca afirma ser una de las más antiguas del mundo de la actualidad.

La fábrica de Abraham Lyle comenzó a producir un sirope espeso y de color claro como parte del proceso de refinamiento del azúcar. Bautizado como Goldie (“doradito”), empezaron a venderlo en envases de madera a tiendas de alimentación por todo Londres. El pegajoso sirope no tardó en hacerse famoso y la demanda fue cada vez mayor.

En 1883 se creó el logotipo original, el famoso aunque algo desconcertante león entre abejas que sigue utilizándose hoy, y se registró el nombre del producto oficialmente como ‘Golden Syrup’. Pronto se empezó a comercializar en su característica e icónica lata metálica, que ha permanecido casi invariable a lo largo del tiempo, con el paréntesis de la Segunda Guerra Mundial que provisionalmente obligó a emplear cartón en su lugar.

El sirope dorado se extendió por todos los hogares británicos convirtiéndose en un producto esencial tremendamente popular. Su fama llegó a los aposentos reales, de tal forma que el Rey Jorge V concedió el sello real que aún luce la marca y la certifica como suministradora de la monarquía.

El Golden Syrup en la actualidad

Golden Syrup3

Con los años la marca fue adaptándose a los nuevos tiempos, creciendo empresarialmente y aumentando su producción, que poco a poco empezó a extenderse por todo el mundo. Aunque se han mantenido fieles al producto original, han ido incorporando otras variedades a su catálogo, como la melaza negra o los siropes para postres.

En cuanto a su envase, está claro que la lata metálica no es precisamente el recipiente más práctico, pero su valor como icono popular británico es parte de su identidad. Por eso hoy en día se sigue comercializando una versión de la lata original junto con otros envases adaptados a la actualidad, como la botella de plástico con un dispensador mucho más cómodo de utilizar.

En 2007 la compañía recibió la certificación oficial del Libro Guiness de los Récords como el producto comercial con el envase original más antiguo, y en 2008 celebraron 125 años de existencia. En nuestro país cada vez es más fácil encontrar este sirope, en tiendas con productos de importación, comercios especializados en productos británicos o en secciones gourmet de grandes hipermercados.

Características del sirope dorado

Golden Syrup4

El Golden Syrup es un sirope espeso, pegajoso, de color ámbar dorado y textura suave. Su consistencia está a medio camino entre la miel y el sirope de arce, no es muy espeso pero tampoco muy líquido. Es el resultado del proceso de refinado del azúcar de caña.

El producto original no contiene ningún añadido y es apto para vegetarianos, celíacos e intolerantes a la lactosa. No contiene grasas pero obviamente es muy calórico, pues está compuesto básicamente por azúcares, por lo que no es apto para diabéticos.

La lata original es metálica y contiene 454 g de sirope. Son muy característicos sus colores, con el fondo verde, la decoración clásica de filigrana en color blanco y el gran dorado que domina el logotipo principal. La imagen que enmarca el nombre es el león citado anteriormente, que representa un pasaje del Antiguo Testamento: “del que era fuerte salió dulzura”. Al igual que las abejas sacaron miel del león, la lata de Lyle guarda un dulce interior.

Consejos para usarlo en la cocina

Golden Syrup5

Los usos del Golden Syrup se puede equiparar al de la miel o al de cualquier otro producto similar, como el sirope de arce, considerando que tiene un sabor diferente. Este sirope deja un aroma ligeramente tostado, recordando al caramelo pero de una forma más sutil, sin la fuerza algo excesiva que tiene la melaza de caña.

Se puede consumir directamente, y de hecho ha sido un producto muy usado durante generaciones de británicos en los desayunos. Se puede combinar con copos de avena, fruta fresca, tortitas, gofres, o incluso con bizcochos y tostadas.

A mí me gusta más emplearlo como ingrediente a la hora de hornear. Hay algunas recetas británicas y australianas que piden el uso específico de sirope dorado, como las galletas Anzac, y es perfecto para sustituir el sirope de maíz que tanto usan en la repostería de Estados Unidos, y que tan mala fama tiene.

Golden Syrup6

En algunas preparaciones concretas, por ejemplo en recetas de caramelos y otros dulces parecidos, se emplea este producto ya que por sus características ayuda a reducir el riesgo de la cristalización, muy frecuente cuando se hierve azúcar. Por tanto, también es útil para preparar helados y otros postres que requieren congelación.

El Golden Syrup tiene un poder endulzante superior al del azúcar, por lo que hay que tener cuidado a la hora de hacer sustituciones. El sabor final puede variar ligeramente en función de qué se utilice, pero en general en repostería se puede sustituir por una miel suave, melaza ligera, sirope de arce, sirope de azúcar de remolacha o sirope de maíz.

A mí me gusta mucho su textura, fácil de mezclar, y su sabor ligeramente tostado sin ser demasiado penetrante. La botella con el dosificador es mucho más cómoda de utilizar pero reconozco que tengo debilidad por la lata metálica, aporta un buen toque decorativo a la cocina. Y vosotros, ¿habéis probado el Golden Syrup? ¿Qué os parece el sirope dorado?

En Directo al Paladar | ¿Qué es el sirope de agave? Origen y sus usos en la cocina
En Directo al Paladar | Sirope de arce, el dulce jarabe canadiense

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir